If you intresting in sport buy dianabol you find place where you can find information about steroids



La decisión del presidente.

Zapatero acaba de mover todo el panorama político que estaba vigente hasta ayer. ¿Qué si es un error?. Cuando pierdes de 18 puntos es a ti al que te interesa que las cosas se muevan y  tu contrincante el que quiere que se queden como están. Si las mueves, eso nunca es un error. Otra cosa es como gestiones las consecuencias.

Lo importante de la decisión de Zapatero es que ha devuelto buena parte de la responsabilidad de su propio devenir a su partido, y que es este a partir de ahora el que tiene que asumirla y ayudar a que el proceso sea efectivo..

Si el PSOE es capaz de centrarse en las elecciones municipales y autonómicas, olvidándose de la carrera sucesoria y de los intereses personales de cada cual, se habrán conseguido dos cosas

1)      Dejar al PP sin el tipo de campaña que más le interesaba. Esa en la que las autonómicas se convertían en unas primarias con Zapatero como muñequito de pim,pam, pum. Y da igual que los populares se empeñen en pedir elecciones anticipadas. A ese argumento le quedan 4 días antes de aburrir y es fácilmente reversible. Atacar a un PP monotemático acusándole de evitar el debate local en plenas elecciones autonómicas y municipales o de empeñarse en perseguir a un fantasma, pueden ser argumentos bastante eficientes el 22 de Mayo.

2)      Devolver al ámbito regional los siguientes comicios, planteando una estrategia general que no sea contraproducente.

Ahora es el momento de que cada palo aguante su vela y trabaje para ganar las elecciones en su treceava parte de tarta, en su municipio o en su comunidad. Ahora es el momento de que Zapatero calme el debate sucesorio, pero sobre todo de que cada militante socialista prime el interés del país sobre el suyo propio. Lo contrario es tornar en contraproducente toda esa toma de iniciativa política.

La estrategia de Zapatero es arriesgada, la prueba es que nadie la ha hecho antes, pero puede resultar muy brillante si se controla el proceso sucesorio, se maneja bien, se priorizan las posibilidades reales de cada cual como futuro candidato, y esto no desemboca en una lucha abierta por la candidatura a la presidencia. El PSOE no puede permitirse, ni dilatar demasiado el proceso, ni unas primarias con varios candidatos. Es hora de pactos tácitos en torno a los intereses del PSOE y de los ciudadanos. Es hora de que se hable de política ciudadana y de que las circunstancias internas del partido en el poder se lleven en silencio y de la forma más sencilla posible.

Todos sabemos que en política la línea recta no suele ser la distancia más corta entre dos puntos. De la misma manera, algunos estamos convencidos de que el orden de los factores altera sustancialmente el producto, sobre todo si al hablar de producto, lo hacemos del número de papeletas que caben en una urna.

 Con unas elecciones autonómicas en 13 de las 17 comunidades y muchos de los municipios más importantes en juego, Zapatero no puede permitirse el lujo de que la mitad de su partido afile los cuchillos por el tema de su sucesión y la otra mitad  deambule como alma en pena por los pasillos de sus respectivas sedes. Eso no es inteligente.

 Tal y como está el patio, los socialistas van a tener que idear argumentos diferenciadores en cada ciudad y en cada una de esas trece comunidades; pero también una estrategia general que potencie el conjunto y que retro alimente las estrategias locales.

 Para la segunda cuestión hay elementos con posibilidades. Existe un Rajoy inmovilista y lastrado por la corrupción del caso Gürtel o la presencia de Camps. Existen encuestas que insinúan que un cambio adecuado de candidato puede limar mucho las ventajas populares y abrir algunas heridas evidentes en Génova 13. Existen elementos que nos hacen pensar que no es la ilusión lo que va a hacer llegar al PP al poder, sino el desencanto.

 Llorar zumo de limón o centrarte en lo que no aporta suele imposibilitarte ver las diferentes opciones; y resulta que ahora mismo lo que aporta es pensar en como trabajar para ganar unos comicios. El anuncio de un cambio de candidato es crucial para estas autonómicas y para las generales;  al igual que lo es rentabilizar diversos temas en diversas regiones. La búsqueda de todo el abanico electoral con potencialidad en Madrid, desde el centro izquierda hasta la izquierda es un ejemplo. La recolección de los frutos de una buena labor en lucha antiterrorista o de la minimización del impacto de la crisis en el País Vasco es otro.

 Para un orden correcto de los factores, Zapatero debe resolver a muy corto plazo el elemento principal de distracción en su partido y dar el pistoletazo de salida a la campaña. Si los socialistas quieren avanzar en sus posibilidades electorales, cosas hay para el que quiera buscarlas. Otra historia es que algunos estén muy preocupados por buscarse su propio futuro.   

¿Blanco, torero?.

La Salgado tenía orden de cerrar el tema autonómico por lo civil o por lo catalán. Optó por la segunda opción. Con todo, la vicepresidenta económica ha demostrado una capacidad ejecutiva que sus colegas no tienen. En un mundo donde es tan importante planear bien, como bajar al suelo lo planeado, el ministerio de Corbacho ha originado una de las situaciones mas complicadas que ha vivido este gobierno en los últimos meses.

 

No se si ha habido intención de engañar por parte del ejecutivo, pero de lo que estoy seguro es de que SÍ se ha intentado optimizar demasiado una política de gestos sin contenido, en un tema muy complicado. Si a esto le añadimos el desorden en la ejecución, nos explicamos las caras de Blanco, o la aparición forzosa de Zapatero en TV.

 

El marketing no es ni bueno ni malo. Es la optimización en la forma de dirigirte al mercado; desde lo estratégico ( quizá lo mas complicado por requerir conocimientos mas multidisciplinares) hasta llegar al cliente. Si tu producto es bueno, no engañas. Si es malo, vendes humo y tiene riesgos. El mayor de todos ellos es el de perder la credibilidad.

 

Zapatero le ganó un debate a Rajoy antes de las europeas, anunciando unas medidas que ahora aparecen llenas de letra pequeña. La improvisación de agosto resta fiabilidad a un ejecutivo en época de crisis y le obliga a insinuar nuevas medidas precipitadas para tapar el borrón. Blanco nos comenta que habrá otros 6.000 millones en inversiones públicas para reactivar la construcción y que el dinero destinado a protección social saldrá de las rentas mas altas. La pregunta es si el ejecutivo lo tiene meditado o las declaraciones del ministro de fomento son la muleta que intenta el quite del toro. No vamos a tardar mucho en verlo.

 

Para que a nadie le pille a pie cambiado con otras inexactitudes, le podeis echar un vistazo a este excelente post de Javier Mesonero.

¿Qué por qué hay que analizar el posicionamiento de la competencia?. Que tal para enterarte un poco de la fiesta. Luego ya si eso, participas como quieras, te tomas un cubata sentado en tu mesa o si puedes, pones la música. Pero empieza por saber en que piso se monta la juerga y quienes son los invitados.

 

Los dos líderes de mercado son partidos de amplio espectro. Lo que pudiéramos llamar marcas generalistas. El cliente del PP sale de la extrema derecha, pasa por demócratas liberales y conservadores y termina con “un ala izquierda” centrada que puede solaparse con el ala derecha del PSOE.

 

El cliente del PSOE parte de ese supuesto centro político y  sitúa su ala izquierda mas o menos en el sector que hemos denominado tu target. Por otro lado, existen cantidad de partidos con matices territoriales o políticos que se han hecho con un hueco en toda la línea que hemos dibujado. Pero ¿Dónde te sitúas tú?.

 

Es difícil competir con las dos grandes marcas de este país, son partidos con recursos, medios de comunicación a su alcance y posibilidades. ¿Eso quiere decir que es imposible?. No, eso quiere decir que esas son SUS ventajas competitivas y que tendrás que dejar de llorar y minimizarlas, pero sobre todo tendrás que centrarte en las tuyas. ¿O creéis que solo Mc Donalds vende hamburguesas?.  Todo partido generalista tiene que responder a los intereses de demasiada gente. Todo partido generalista es lento de reflejos, y tiene límites políticos hacia cualquiera de sus alas, por la sencilla razón de que la otra hace contrapeso. Un partido bien posicionado y especializado en un segmento, con una estrategia clara y capacidad para identificarse con su público objetivo, tiene una buena oportunidad para hacerse hueco en ese nicho de mercado y la razón es tan simple como entender que algunos de los partidos que lo defienden nunca van a poder dar determinados pasos.

 

Y precisamente esa TIENE QUE SER TU VENTAJA COMPETITIVA. No la de ser más tú, sino la de tener mayor facilidad para ser más ellos. Tu ideología puede servir para hacer propuestas tangibles y cercanas a tu target y será tu ventaja competitiva en la medida en que conectes con ese target; pero sin flipar. Con un partido capaz de enfrentarse a lo injusto, de ser honrado, de no ser como todos y de centrarse en lo que realmente les preocupa a ellos  y que nadie va a intentar solucionar por tener conflictos de intereses. Eso es una estrategia de especialización……y funcionan. ¿Que hoy no te votan?. Claro, ¿Como coño te van a votar si unas veces les hablas en chino y otras en castellano antiguo?.

 

En el ala izquierda del PSOE o fuera de él y/o insatisfechos con este hay una buena parte de esos 11 millones de mileuristas y parados. Quizá 500.000 sean superverdes, supercomunistas, superantitodo, superintelectuales, o superchupiguays, pero si tu partido solo es una mezcla de colores, el resto no te votarán jamás. ¿A quien quieres dirigirte?. ¿A la gente de verdad o solo a tus grupos y militantes?. Cuando respondas correctamente a esta pregunta puede que de verdad te coloquemos a la izquierda del PSOE, en vez de en el centro de tus paranoias; pero para eso hay que aterrizar, y buscar 3 o 4 elementos de enlace. Estamos en crisis y tu discurso empieza donde termina el del PSOE. En esa política fiscal que no han apoyado, en ese paro, en esa supuesta independencia ante los lobbies, en ese modelo de Estado con una monarquía despilfarradora, pero también con una clase política que deja enana a la monarquía, en esa corrupción, en ese modelo de desarrollo. Tu ventaja son esas cosas que el Psoe nunca hará y que realmente demanda ese sector social. Da respuestas acordes con tu target y céntrate en ellas, porque si no aprovechas tu ventaja competitiva, se tornará en la peor de tus desventajas. ¿Es tan difícil?. ¡Cuantos Sans Culottes y que mal asistidos!. Una pena.

Elecciones Vascas I

El último disparo de ETA marca el pistoletazo de salida para la campaña electoral vasca. No lo digo yo, lo dicen los archivos. 50 años y más de 1000 muertos después de la fundación de la banda terrorista,  ETA sigue siendo un elemento clave en la política de Euskadi y lo es porque el conglomerado político autonómico y nacional  así lo quiere, lo permite y lo utiliza.

 

Por primera vez en 30 años existe la posibilidad de un cambio de gobierno en Lehendakaritza y las diferentes formaciones irán perfilando sus estrategias. Guste o no, la relación de las diferentes fuerzas con el mundo abertzale va a condicionar el resultado, casi tanto como las interrelaciones entre los partidos legales. Yendo por partes. El PP no se juega grandes cosas en estas elecciones. Su objetivo va a ir encaminado a mantener su cuota electoral y a evitar en lo posible que el impacto de un hipotético  trasvase del voto españolista hacia el PSOE, sea significativo. El juego empieza para los populares justo después de las elecciones y dependerá del resultado de las mismas y de la actitud del PSOE. En el improbable caso de que los socialistas decidan reeditar un frente común con los populares, tendrán la opción de influir en el gobierno vasco. De no ser así, de acercarse el PSOE a los nacionalistas, su política se basará en rentabilizar en el resto de España la negativa de Patxi López  .

 

El PSOE por su parte tiene que moverse entre dos aguas. Siempre ha sido un elemento natural de enlace entre el nacionalismo y el españolismo más carpetovetónico y su apuesta va a seguir en esa línea. Tras el fiasco del 2001 los socialistas saben que la mejor forma de cocinar el marisco es en agua tibia, sin frentismos y con mucha vaselina, porque lo último que les interesa es movilizar el voto nacionalista en su contra.

 

Mañana seguimos con el resto de partidos. El juego de las elecciones vascas y sus consecuencias en la política nacional van a ser un condimento especial en la actual coyuntura de crisis. El objetivo del PSOE de conseguir lehendakaritza y su posible paso por una alianza con el PNV  puede contrastar con el precio a pagar en Madrid. Por primera vez en España los dos partidos mejor preparados a nivel de estrategia política se enfrentan con posibilidades de que ambos lleguen al poder. Desde el punto de vista socialista, la ecuación pasa por una posible alianza post- electoral PSE-PP, que permita un lehendakari no nacionalista o por un entendimiento PNV-PSOE. El problema de la primera opción es el desgaste que le supondría en Euskadi   y el de la segunda, el que le supondría a nivel nacional, además de ser improbable que el PNV suelte alegremente lehendakaritza. Interesante.

IU y el Rosal

IU tiene una flor en el culo. Las segundas oportunidades raramente se dan en política y menos cuando un partido de ideología abandona su posicionamiento natural durante casi 8 años. Tras un descalabro electoral en Marzo que ha llevado a la coalición a una situación crítica en lo económico y a una inestabilidad abierta en lo político, la coyuntura viene a echarles una mano. Hace muchos meses dijimos que la crisis terminaría re-posicionando sola a IU. Tras el congreso del PP y el deterioro del gobierno en estos cien días, la oportunidad se acentúa para “la izquierda real”.

Afortunadamente para los partidos, los ciudadanos tenemos poca memoria política y puede que algunos nos olvidemos de que, en muchos años, nadie se ha preocupado de la realidad socioeconómica de este país. Lo cierto es que las malas etapas tienden a polarizar la intención de voto y en ese sentido IU tiene opciones por delante. ¿Habrán decidido ya que quieren ser de mayores?. Si la respuesta es SÍ, la coalición lo tiene fácil. Su lugar estará junto a los mileuristas, las clases desprotegidas, los inmigrantes o los parados y por extensión; frente a una Europa cada día más conservadora, unos liberales más incisivos y un gobierno que irá girando más a la derecha.

Durante la etapa de Julio Anguita, IU tenía un posicionamiento lógico. En algunos posts anteriores hemos dicho que el Califa cometió 3 errores. El primero de falta de sensibilidad interna, el segundo el de obsesionarse demasiado con atacar al PSOE y el tercero el de pensar que la crisis del 93 les permitiría el “sorpasso”. Los dos últimos están relacionados. Si crees que puedes convertirte en la fuerza de izquierdas de referencia en el país, es lógico que debas hacerlo a costa de la que lo es en ese momento. Un partido de ideología solo puede convertirse en alternativa de poder, cuando el statu quo está muy deteriorado y los partidos de poder – sus guardianes naturales – completamente desprestigiados. El análisis estratégico de Anguita no era malo, pero la crisis le duró menos de lo que esperaba y fue demasiado agresivo con los socialistas a la hora de ejecutarlo. Por decirlo de una manera sencilla, se le acabó la pista de despegue antes de elevar todo el avión; aún así, 21 escaños.

En la actualidad la situación de IU es otra y lejos de ganar Roland Garros, resta para permanecer en el partido. La solución no es complicada, solo tienen que entender lo que les rodea y tener la suficiente lógica como para articular un discurso propio, lejos del seguidismo de los últimos tiempos; porque si no, incluso las flores en el culo terminan marchitándose.

El proceso del PP de cara al congreso que empieza este fin de semana ha estado bien llevado y es un ejemplo de cómo manejar una situación de crisis interna del que otras fuerzas políticas deberían tomar nota. Mariano Rajoy ha demostrado ser más hábil como  hombre de partido que como líder de la oposición. Hace algunos meses escribimos sobre este tema y dijimos que guardaríamos silencio hasta el desenlace. Hoy parece que ese desenlace se producirá de la forma menos traumática posible para los conservadores y que la estrategia marcada por los Rajoy, Fraga o Gallardón llegará a buen puerto.

 

El control del PP por parte de la línea más moderada ha sido posible por tres elementos muy bien manejados por la presidencia del partido. Al contrario de lo que muchos pensábamos, la línea dura del PP es más mediática que presencial y a la hora de la verdad ha recibido menos apoyos de los esperados.

 

Por otra parte el manejo de los símbolos es imprescindible en este tipo de situaciones y más aún dentro del PP. Mientras Manuel Fraga ha apoyado abiertamente al sector “Rajoy”, José María Aznar ha tenido una actitud más timorata con su protegida. La razón es simple;  la figura simbólica de uno de los bandos tenía ascendente de autoridad moral sobre la de los otros. Nunca sabremos por qué fue Rajoy el sucesor de Aznar, pero puede que esa ruptura pública que hizo Fraga de la carta de “Chemari” y ese “ Don Manuel, nunca olvidaré esto” tengan mucho que ver en el asunto.

 

El tercer elemento nos sitúa en la coyuntura económica actual. Si en una situación política sin oposición, el PSOE ha perdido 4 puntos de intención de voto en apenas 100 días, la urgencia por articular una opción sólida frente a los socialistas ha ayudado al sector más estable; en este caso al de Rajoy. ¿Producirá esta coyuntura un re-posicionamiento en otras opciones políticas?. Vaya usted a saber; en alguna ocasión hemos dicho que no hay peor ciego que el que no quiere ver. 

 

Llegados a este punto solo nos quedan por  resolver dos claves. La primera es la de si “el señor de los hilillos”  será el próximo candidato a las elecciones generales. El asunto es menos trascendente de lo que parece, porque salvo convulsión interna grave, el candidato saldrá del mismo sector ganador. ¿Será Mariano Rajoy?. No es por hacer de gallego, pero depende. En la actualidad, las encuestas nos dicen que Rajoy está quemado para esa pretensión y que son otros candidatos los que recibirían más apoyos. La decisión final irá de la mano de las propias intenciones de Rajoy y de cómo evolucione cada personaje político dentro de la línea en el poder.

 

La segunda clave es la de que pasará con el sector derrotado. Desde el principio hemos pensado que la condesa de Murillo – u otro de su cuerda- presentarían candidatura a este congreso. El argumento estaba basado en que llegado a una situación, la única huida posible es hacia delante. Al final, bien por falta de apoyos o de coraje,  Esperanza Aguirre nos ha demostrado que tiene más valor con las empleadas de sanidad, que en el terreno político. No sabemos si tendremos o no abrazo de Vergara, pero la lógica indica que la condesita, con o sin gestos simbólicos, irá siendo relegada poco a poco al ostracismo y que, salvo catástrofe, sus opciones son Historia..

 

En definitiva: con una situación de crisis económica, posible desgaste del PSOE y  reforzamiento de su sector en este congreso, el presidente del PP tiene todos los ases en la mano y en este sentido,  José Luis Rodríguez Zapatero debería estar preocupado. Señor presidente, ya sabe; se lo hemos dicho en más de una ocasión. No se preocupe; Ocúpese.

 

Es curioso ver como de todo el elenco político español, el único partido que ha salido airoso en las últimas elecciones ha sido el que ha resuelto sus contradicciones internas, permaneciendo fiel a su personalidad política. Si existe algo que parece no soportar el electorado español de cualquier partido es la descomposición de una organización. Hace bien. Si una opción política no es capaz de presentar una imagen y unos equipos humanos coherentes ¿Cómo puede ser responsable para ejercer labores de gobierno o realizar trabajos de control?.

 

No hay un solo partido político en España que presente un pensamiento uniforme. La condición humana es así y los debates internos y corrientes son positivos para que cualquier organización evolucione. Sin embargo, a la hora de presentar listas este debate debe servirse perfectamente cerrado, enlatado y sin fisuras; de no ser así, de tratar de proyectar los problemas internos hacia el electorado, siempre se pagará en número de votos.

 

Analicemos la situación por partidos: Zapatero ha manejado con soltura a José Bono. El manchego ha sido incluido en todo instante; e incluso cuando se jugó un órdago marchándose en los peores momentos para el gobierno, el presidente le dejó la puerta abierta. Una maniobra inteligente. Cuando tu máximo rival político es derrotado no es bueno descuartizar su cuerpo y mandar sus miembros a los cuatro puntos cardinales. Si representa a un número significativo de gente, lo inteligente es dejarle figurar y restarle poco a poco peso específico a cambio de reconocimientos, de no herir sensibilidades. El presidente no ha inventado nada, pero si lo ha ejecutado con buen pulso y las ideas claras. Su premio; la Moncloa.

 

Hacia otros lares tenemos varias muestras de debates no resueltos. El PNV,ERC,IU o el PP son buenos ejemplos. Cuando una corriente se estrella, lo lógico es que otra diferente la vaya apartando y proponga debates nuevos. Aquí arranca lo delicado. Si la sustitución se transforma en un “quítate tú que me pongo yo” el proceso solo traerá como consecuencia dos posibilidades. La ruptura o el resentimiento de la otra parte que se dedicará a crear inestabilidad a la espera de su oportunidad. Por resumirlo: acabas de conseguir que el principal interesado en tu próxima derrota electoral, esté en tu casa.

 

IU es el máximo exponente de esta realidad. Lleva tiempo dando bandazos sin la suficiente inteligencia política en uno u otro lado como para ser inclusivos con la otra parte. Como consecuencia…. 15 añitos perdiendo adeptos. Si la “izquierda real” sigue en esta tesitura, su desaparición será un hecho y la responsabilidad será única y exclusivamente de los que han primado su resentimiento sobre su responsabilidad política, o lo que es lo mismo, en el caso de IU. La responsabilidad será de todos sus dirigentes. Si quieren salvar el partido, ha llegado el tiempo de ser generosos.

 

Algo parecido viene a pasar en el PNV. En este sentido el Lehendakari ha decidido huir hacia delante y  proyectar la tensión interna en Madrid. Un juego muy peligroso que puede devolverle la pelota multiplicada por 10. Veremos como le sale. En fin. Hay que hacer mención a la situación más extraña de toda la historia de la democracia. Mariano Rajoy, tras liderar una corriente del partido que no era la suya (tendríamos que preguntarnos quien presionó para que fuese el heredero de Aznar) y perder unas elecciones, trata de purgar a sus antiguos socios para abanderar la corriente inversa……lo normal es que esto termine mal. De no ser así y si Rajoy termina imponiendo candidato (sea El o El Tercer Hombre), lo inteligente es ofrecer el abrazo de Vergara. Si realmente Fraga está detrás de todo esto, así se hará (no es una paranoia personal, mi teoría es que el gallego tiene un papel más activo en la planificación de este movimiento lo que la gente cree) ¿Recordáis lo bien que se llevaba con Castro? Diferente ideología, pero un perfil de personalidad parecido y este tipo de perfiles o se van ellos o  los retira la vida, pero en primera línea o en la sombra, es bastante complicado ningunearlos….seguimos observando.

 

Una Pareja de Tres

Lo mejor que le puede pasar a un partido político es que su contrincante directo le haga la campaña electoral. El PP se la hizo al PSOE durante la pasada legislatura y el resultado ha sido 4 años más en los que Mariano Rajoy podrá reflexionar sobre sus errores, junto con Obispos, AVT y demás folklore derechista. Cuando un partido va en busca del voto perdido dejando a su paso un buen reguero de papeletas, no actúa como el Dr Jones, sino como Pulgarcito.

 

Es curioso ver como la historia puede repetirse cuando se tiene una necesidad histérica. En ese sentido el PNV está condenado a marcar la agenda política en las próximas elecciones vascas; y lo hará como siempre, jugando a la ideología para seguir en Lehendekaritza.

 

 Su táctica no es nueva, en la próxima reunión con Zapatero,  Ibarretxe necesita imperiosamente la negativa del gobierno ante su plan, para poder victimizarse y movilizar un electorado menguante. El Lehendakari sabe perfectamente que el PSOE no puede permitirse abrir ese frente e intentará aprovecharlo a nivel local. Hasta ahí no hay novedades; pero está vez el juego puede ser más peligroso que nunca para los propios nacionalistas.

 

Las declaraciones de Ibarretxe diciendo que llegará hasta el final son excesivas. A la hora de la verdad, el lehendakari sabe que al menos la mitad de su partido no le acompañará en ese viaje. El juego victimista es una necesidad electoral en el argumentario del PNV, como también lo es el poder echarse atrás esgrimiendo concesiones o argumentando que ahora no es el momento. Su electorado está acostumbrado y de alguna manera es lo que espera.

 

 El problema es que con sus palabras y su actitud acelerada, Ibarretxe se ha cerrado la segunda puerta. Solo le queda conseguir algo en Madrid para poder retirarse con cierta aureola de victoria. Demasiado riesgo; si Zapatero no cede una coma en una legislatura en lo que lo mas sensato es no ceder, y el lehendakari tiene que seguir avanzando por barrizales extraños, las tensiones internas pueden hacerle pagar un precio muy alto.

 

Por su parte el PSE lo tiene sencillo. Al final Zapatero e Ibarretxe le harán la campaña a Patxi López. Los socialistas vascos solo tendrán que recurrir a las buenas formas y a un discurso centrado en los problemas reales y en las inadecuadas pretensiones nacionalistas. Si hilvanan argumentos coherentes no necesitarán ningún frentismo como en el 2001, una parte del electorado del PP garantizará su crecimiento por inercia. Aún sabiendo que los resultados nacionales no deben ser extrapolados a unas elecciones autonómicas, los últimos comicios han dejado una situación interesante por lo anómalo; de cómo gestionen esta situación Zapatero e Ibarretxe dependerá el nombre del próximo lehendakari; pero ¿Qué será de los mileuristas? Ya se que no tiene mucho que ver con este post, pero he decidido acabar todos ellos con esta pregunta venga  a cuento o no ¿Qué? A Catón le salió bien con Cartago.       

Al pan, pan y al vino,vino.

Nunca había pensado escribir este post y a medida que voy tecleando estoy más sorprendido con el resultado de lo que escribo, de todas formas tengo clara una cosa; Al pan, pan y al vino, vino. El proceso de renovación del PP está siendo mejor llevado de lo que esperábamos. Tras la excelente jugada de Mariano Rajoy, descolgándose del pelotón para terminar demarrando como los buenos escaladores, el presidente del PP está descubriéndose como un inesperado líder a la hora de marcar los tiempos. (más…)

Enlaces Archivos
Entradas populares

Calendario

noviembre 2014
L M X J V S D
« oct    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Etiquetas


novela
Mandamientos Mileuristas
Videos Mileuristas