If you intresting in sport buy dianabol you find place where you can find information about steroids



Archivos de ‘Tácticas y Estrategias Políticas’ Categoria

Al contrario de lo que mucha gente piensa no es la sociedad la que da políticos mediocres, es la política española la que se torna en fuente inagotable de estulticia que emana de nuestros políticos y termina impregnándonos a todos hasta mediocrizarnos.

El esperpento andaluz al que estamos asistiendo es una prueba irrefutable de lo que digo. En cualquier sitio de Europa con un mínimo de responsabilidad en sus representantes, repetir unas elecciones en las circunstancias actuales sería una aberración. En Andalucía, empiezo a pensar que es posible. Tenemos todos los ingredientes. Una presidenta incapaz de ceder en algo tan sencillo como pedir la dimisión de dos imputados. Dos imputados incapaces de dimitir por el bien de una comunidad de la que han sido presidentes y cuyo bienestar, según ellos, ha sido el referente de sus vidas. Un partido en la oposición que sigue jugando a lo mismo que lleva haciéndole perder elecciones durante 40 años. Dos nuevos partidos emergentes mucho más obsesionados con perjudicar al resto que con construir y posibilitar los cambios que necesita la sociedad.

Se equivoca Díaz al desaprovechar una oportunidad de convertirse en el adalid de la transparencia. Se equivoca la oposición al impedir un gobierno del partido más votado sin ser capaces – ahí está la clave de lo grotesco – de ofrecer otro como alternativa y condenando irremediablemente a los andaluces a unos nuevos comicios que demuestran la talla de nuestros políticos.

Visto lo visto solo el que sepa abandonar su postura a tiempo y evitar las elecciones poniendo al resto en evidencia va a sacarle partido a este carajal en el que, entre todos, están metiendo a los andaluces. Permitir que haya un gobierno no significa apoyarlo. Significa tomar la iniciativa y lanzar el mensaje a la sociedad de que quieres dedicarte a hacer política. No desesperemos. Igual tenemos suerte y alguno lo entiende en el plazo que nos queda,

Sí, ya se que lo inteligente en este tema no es hacerme caso a mí, al fin y al cabo lo único que se de bolsa es lo poco que aprendí hace dos décadas a costa de los dineros de mi pobre madre, pero si no quieres prestarme atención, hazle caso a Rockefeller cuando decía aquello de que hay que hacer lo contrario que tu mayordomo.  “ Yo compro cuando mi mayordomo vende y vendo cuando mi mayordomo compra”. Un puto genio.

Vamos a empezar poco a poco. Nunca inviertas en un mercado bajista, espera a que rebote y métete justo a comienzos del ciclo alcista. Como dicen los expertos, el último duro que lo gane otro. Te pondré un ejemplo para que lo entiendas. No compres una vivienda cuando el precio del ladrillo se desploma. Nunca sabes hasta donde va a llegar ese desplome, lo inteligente es comprar justo cuando el mercado se estabilice, aunque eso te cueste desaprovechar un 2 o un 3 % del beneficio. En política pasa lo mismo. Hasta ahora la reputación de la clase política ha ido cuesta abajo y sin frenos, pero ya empiezan a verse los primeros síntomas de repunte, de hecho la intención general de voto está subiendo. Aún no van a llamarte bonito y tu padre no va a hinchar el pecho orgulloso gritándole a los 4 vientos que eres político, pero el mercado se recupera. Si quieres forrarte ¡Es el momento de invertir en política!

…..Pero, como elegir una acción ganadora entre todos los valores que cotizan por ahí? Sí, te reconozco que no es sencillo.

Si tienes muchas acciones del PP lamento comunicarte que te has quedado pillado dentro, chato. Si estás desesperado, vende “ por lo mejor”, pero mi consejo es que trates de aguantar  hasta que el valor se recupere, eso sí, vigilante por si tienes que largar papel antes de una posible OPA de exclusión. Yo no lo recuerdo, pero mi padre me contaba que la última fue la de UCD y se llegaron a cambiar 10.000 acciones de Centro Democrático por 1 de AP allá por los 80. Dicen que hubo mucha gente que se arruinó y terminó suicidándose.

Si eres inversor, ni se te ocurra comprar gaviota hasta que el valor no se estabilice un poco, trepar no sirve de nada si el mástil del barco se hunde.

Puede que tengas acciones de PODEMOS. Si has comprado en buen momento (antes de las Europeas o al poco),  mantente dentro, pero INFRAPONDERA y dimensiónalo en tu cartera de valores correctamente. La acción tiene poco recorrido y puede ser un buen momento para rentabilizarla algo y esperar acontecimientos. Si estás fuera, la recomendación es no meterse

Otra cosa es si has pillado el ciclo ascendente de Ciudadanos. Entonces no hay duda, SOBREPONDERA. Aunque va a ser complicado que rompa su techo, la acción aún tiene recorrido y siempre puedes chupar de la piragua un poco. Si estás fuera, puedes “ chicharrear” y comprar, aunque recomendamos salirse en cuanto se tenga la rentabilidad deseada y pasarse al grupo mixto.

Eso sí. Si lo que nos pone son los pelotazos, tus opciones son UPyD e IU. En ambos casos recomendamos APALANCARSE, y desde luego en el caso de UPyD la recomendación es la de asumir fuertes niveles de apalancamiento para PONERSE  CORTO

Y por fín nuestra recomendación de COMPRA. Un valor seguro que está barato, que empieza a repuntar y del que se ha salido mucha gente que ya no hace competencia. Si ya estás dentro has visto como tus acciones han caído en el mercado, pero no has sido consciente de que con la salida de muchos activos también ha subido el nominal de tu acción. Justo en el momento del repunte, con mucho recorrido y con posibilidades más que reales de llegar a las generales en un momento claramente alcista. Aunque tu Director General se parece un poco a Pancho Villa y tus barones regionales no se vayan ni con agua caliente,  si quieres invertir en política para sacar buenos dividendos,  yo no lo dudaría. Ahora la mejor opción a futuro es el PSOE. Déjate seducir por el auténtico cambio.  ¡Compra acciones del PSOE!

Teresa y la mascletá

Ya lo decía alguno de esos tíos con cara de listo que sale en los libros; lo malo de tener razón suele ser que no se atiende otras razones.  Ninguna de las tres líneas rojas que ha marcado Teresa Rodríguez es descabellada. Es más, estoy de acuerdo con las tres y afirmo sin temor a equivocarme que Teresa tiene razón. El problema es que los andaluces acaban de votar en unas autonómicas y no creo que con la crisis del carajo que están padeciendo les haga mucha ilusión tener que volver a hacerlo en mes y medio porque a sus señorías en conjunto les da pereza eso de hacer política.

Personalmente creo que Teresa Rodríguez se ha precipitado y ha pecado de pardilla. Se ha precipitado porque para hacer unas declaraciones tan contundentes tienes que asegurarte antes la armonía interna en tu organización y ha pecado de pardilla porque ha malgastado toda la traca de petardos en una sola mascletá.

Tal y como están las cosas, la falta de apoyo de Podemos no pone en un brete demasiado importante a una Díaz, cuyo electorado va a entender que no pacte con el PP para investirse como presidenta. Si no consigue hacerlo con otra formación, el PSOE puede terminar convocando unas nuevas elecciones que no  interesan a nadie. Ni a unos socialistas que han sacado un buen resultado en estas, pero que no demuestran ni de lejos el pulmón de otras épocas,  ni a unos Podemitas que se acaban de retratar en negativo en su primera decisión. Con todo, es probable que el ciudadano castigue más a quien no facilita que gobierne el partido elegido mayoritariamente por los andaluces, contribuyendo a poder en peligro un posible gobierno de izquierdas.

No es tan complicado. Hacer política es sobre todo entender la voluntad de la gente y manejar las expectativas de tus propios votantes. Si Podemos tiene voluntad de convertirse en un partido grande no puede ser inmovilista. No nos equivoquemos, ¡Claro que tiene que hacer valer parte de sus políticas! Sus votantes los han elegido para eso, pero para sacar partido, primero tiene que haber partido. Un buen amigo comercial de maquinaria industrial suele comentarme que es más inteligente vender la máquina barata y  forrarte con los consumibles cuando tengas muchas colocadas. Oponerte a la investidura de Susana Díaz es oponerte a la voluntad de los andaluces. Impulsar tus políticas negociando es más difícil porque saca mayor rédito quien tiene más habilidad, pero también es más inteligente. Ya es hora de que Podemos empiece a querer ser el más hábil además del más crítico. No parece que esa vaya a ser su línea. Cada loco con su tema, pero hace años otro tío con cara de listo dijo que entre las cualidades de un buen gobernante deberían estar la fuerza del león y la habilidad de la zorra. Con lo que pagamos es lo mínimo que deberíamos exigir a todo el que quiera cortarse la peluca y ser presidente del gobierno.

 

El regreso a la política

Algunas cosas se han hecho bien, pero solo algunas. Hoy me gustaría ser madrileño para poder votar a Gabilondo o a Carmena. Puede que motivado por la siempre puñetera vuelta de Aguirre , por la aparición de Podemos,  por el propio devenir de los acontecimientos en un PSOE que no termina de recuperarse, o por todo ello a la vez. Lo cierto que  se empieza a ver algún nombre de relevancia volviendo a la política y eso es siempre una noticia agradable. La buena nueva sería que ese tipo de nombres fuesen la generalidad y los de los políticos de carrera la excepción. Es complicado y somos nosotros los que vamos a tener que luchar por ello.

Se han hecho algunas cosas bien, pero muchas mal y eso le está pasando factura a una izquierda que no termina de remontar en las encuestas madrileñas. Ha sobrado Tania Sánchez Melero abandonando su partido para que no la procesen por corrupción y montando un chiringuito para ver qué pesca. Ha sobrado la forma en que Tania y Pablo nos hicieron partícipes de su desamor el día de las andaluzas. Ha sobrado cierta prepotencia en Podemos. Ha sobrado el espectáculo que nos ha dado un partido – IU-,  del que se quiere ir casi todo el mundo, salvo los pocos que se lo creen de verdad y que asisten desesperados al Show decadente de Benny Hill. Le han sobrado 4 años al PSOE para hacer una regeneración de calado,  en lugar de cepillarse corriendo a su secretario general y candidato por Madrid 2 meses antes de las elecciones o de seguir sin dejar claro quién es el líder en Ferraz.

Queda una campaña por delante y puede que lo que se ha hecho bien, tape algo de lo que se ha hecho mal, pero lo que tengo claro es que si la responsabilidad, la humildad y el sentido común no se imponen en la izquierda partidista profesional, gentes como Carmena o Gabilondo se terminarán bajando del carro. No nos equivoquemos. A los políticos profesionales, sean del signo que sean, no suelen gustarle demasiado esos perfiles. Son complicados de manejar y solo se recurre a ellos cuando no queda más remedio. La paradoja es que somos nosotros los que los necesitamos y los responsables de hacer que la gente buena regrese a la política.

Han sobrado muchas cosas en los últimos días, entre ellas la muerte de mi padre. Sin reproches a la vida, un vitalista nunca se los hubiese hecho. Para cerrar el tema. Buen viaje y hasta siempre,viejo.

 

De Cesar a Pablo Iglesias

Cuando llega, ve y vence; cuando cruza el Rubicón o en su guerra con Pompeyo. Siempre  había cierta audacia temeraria en Cesar amparada en la velocidad de acción. El problema de Podemos tras las andaluzas no ha sido tanto de resultados, como de darse cuenta de que la llegada a Moncloa va más de un asedio a Numancia que de una carga de caballería ligera.

En el plano estratégico, el partido de Iglesias ha sufrido un severo revolcón sobre el que van a tener que recapacitar, y la cara de Errejón o la salida de tiesto del coletas es una muestra de ello. El jaque directo a las generales pasando lo mínimo posible por elecciones más pequeñas para no desgastar la marca. La resistencia a bajar al detalle los programas. La equidistancia izquierda-derecha, la búsqueda de lugares comunes o el desmarque inicial con IU. Todo estaba pensado para acercarse al gobierno del país impulsados por el viento de unas europeas sorprendentes y amparados por la llegada de Syriza en Grecia. La revolución de las urnas. La llegada a la cima en un solo envite. La versión democrática del Blitzkrieg.

Sin críticas de ningún tipo. La estrategia de Podemos no ha sido mala y seguramente va a traerle buenos resultados en las generales; lo que pasa es que algunos acaban de darse cuenta de que evidenciar los errores del resto es necesario, pero no es suficiente para llegar a Moncloa. Lo de Podemos no ha sido una decepción, solo el leve despertar de una ensoñación adolescente.

El realismo lo han puesto unos andaluces que agradecen a Podemos su frescura y le dan la oportunidad de demostrar con 15 escaños que saben hacer política; los de Podemos deberían de estar contentos y agradecidos. Pocos tienen esa suerte. A partir de ahí, a ganarse la confianza del ciudadano y a demostrar que son los mejores; y si no, a dejar paso a los siguientes, porque de eso tiene que ir la política.

En Podemos tiene la oportunidad de ser honestos, de gestionar bien, de aportar ideas que saquen al pueblo en el que estén representados del hoyo, a la provincia en la que estén representados del hoyo, a la comunidad en la que estén representados del hoyo y posiblemente, cuando estén en el parlamento nacional,  al país en el que estén representados, del hoyo. Tienen la oportunidad de desarrollar un programa. De pasar de la palabra al hecho. De crear y de construir. Espero que lo entiendan y que lo aprovechen.  Si lo hacen bien, serán alternativa de gobierno y yo les aplaudiré, si no, tampoco va a ser necesario que lo sean.

 

 

La manifa de Podemos.

 

No tengo ni idea de la gente que estuvo el otro día en Sol No se si fueron 40.000, 180.000 o 300.000 y no creo que eso sea lo importante, porque hace muchos años que ningún partido político es capaz de reunir ni a la mitad de gente en una manifestación con trazas de meeting político.

 

El sábado han quedado al menos 3 cosas claras. La primera es que Podemos es capaz de conseguir voto ciudadano, pero sobre todo es capaz de aglutinar a su alrededor a aquellos ciudadanos más móviles. Su ascendente sobre el voto de protesta sigue intacto y parece que en este segmento de gente no se equiparan ni por asomo los últimos deslices y contradicciones de algunos miembros del partido con los grandes escándalos de corrupción que han protagonizado las formaciones tradicionales estos últimos años. Otra cosa es con el ciudadano de a pié, con el que no se moviliza salvo para poner y quitar gobiernos. Con ese creo que aún hay mucho voto por decidir y que algunos de los errores de Monedero e Iglesias pueden resultar caros.

 

La segunda es que hay mucha gente hasta el gorro de como se ha gestionado este país en las últimas décadas y sobre todo hasta el gorro de la poca auto-crítica y capacidad de cambio de los partidos que lo han gestionado. Podemos está aquí para quedarse, porque no es una causa ES UNA CONSECUENCIA, y aunque el partido de Iglesias pierda fuelle o incluso desaparezca, el descontento no va a cesar hasta que no cesen sus raíces, y en esas raíces sí está implicado el ciudadano de a pié.

 

La tercera es para mí la más interesante de todas, al menos desde un punto de vista histórico y sociológico. La crisis está dejando claro que el ciudadano tiene conciencia político-social. Que considera que la democracia es un valor que le pertenece a él y empieza a advertirle a los partidos políticos que solo van a ser útiles como vehículos, no como artífices, que solo van a ser útiles como servidores, no como propietarios. Sigo pensando que Podemos adolece en su cúpula de casi todo lo que critica, pero creo que está siendo un mensajero útil de la advertencia. Ahora les toca a otros partidos darse o no por aludidos y reaccionar. La solución en pocos meses

 

 

 

Alguien dijo una vez que lo mejor de la diplomacia inglesa siempre ha sido su habilidad para hacer que otros pueblos sangren a mayor gloria de su imperio. Es posible. Sea como fuere, tengo la impresión que la herida por la que vamos a sangrar todos los meditarráneos se llama Syriza. Si el 25 de enero ganan las elecciones, hay tantas posibilidades de que se lleguen a acuerdos con la UE,  asumibles por los griegos como de que la sangre termine llegando al río.

Ángela Merkel no es idiota, sabe que tarde o temprano la postura de la Troika tiene que flexibilizarse si no quiere reventar la unión en cuestión de pocos años, y si aún no lo sabe, se lo digo yo. Syriza es solo el abanderado, los diferentes movimientos de reacción son ya evidentes en la mayoría de los países afectados por la crisis. El problema es que las fuerzas imprescindibles para presionar a la Troika son justo el mayor obstáculo para que se terminen produciendo cambios. El motivo primordial del Plan Marshall fue el de evitar que Europa cayera en la órbita soviética, pero el plan Marshall hubiese sido imposible si el mérito se lo hubiesen llevado los soviéticos. Soltar la pasta o condonar deuda para que tu enemigo salga reforzado es de suspenso inmediato en primero de realpolitik. y demasiadas concesiones a Syriza pueden lanzar un mensaje peligroso al resto de partidos críticos con el proyecto de Europa.

 

La Europa alemana se enfrenta a una paradoja complicada donde los intereses económicos a corto plazo de unos, pueden terminar afectando irremediablemente al proyecto europeo y a la larga, a la economía de toda la unión. Si la troika es lista, encontrará la manera de flexibilizar la situación de los países mediterráneos buscando héroes entre los partidos del actual Statu quo. Si es miope, veremos el fin de la UE. El 25 de enero Syriza puede convertirse en el catalizador de todo esto con el riesgo enorme de quemarse ella misma y al propio país heleno en el proceso, salvo que encuentre un equilibrio casi imposible entre lo que demandan los griegos y lo que le admita Merkel.

Es curioso. Seguramente un buen diplomático inglés nos recomendaría votar a Syriza si fuésemos españoles y a Podemos si fuéramos griegos. Ironías de la Gran Bretaña.

 

2015 y la partida de ajedrez

 

2015 va a ser el año electoral más importante de las últimas décadas en este país. Por primera vez en la historia de nuestra democracia, el panorama de fragmentación va a obligar a pactos nacionales, globales o parciales, para poder formar gobiernos sólidos. Hace mucho tiempo que hemos dicho aquí que la crisis iba a volver a barajar las fichas de los espacios políticos nacionales, pero eso no quiere decir que esas fichas vayan a caer de una manera predeterminada. Si por algo sigue distinguiéndose la coyuntura actual es porque cada cual va a recoger directamente los frutos de sus aciertos y de sus errores.

 

La estrategia del PP va a seguir siendo la misma. Mariano Rajoy va a apostar por el inmovilismo confiando en que magnificando los tibios síntomas de repunte se puede convencer al ciudadano del cambio de tendencia. Es la misma estrategia miope que usó zapatero en su día y adolece del mismo error de base. El de no entender que los tiempos de esta crisis van a trascender unas cuantas legislaturas y que las defensas numantinas por muy buenas que sean, siempre acaban como Numancia. La única opción de Rajoy es que la fragmentación de la izquierda que viene de la mano de la aparición de PODEMOS le permita ganar las elecciones para poder llegar a pactos puntuales o no, con fuerzas regionales y con el propio PSOE. No corren buenos tiempos para el PP, sencillamente porque como buenos conservadores son los últimos en darse cuanta de que las coyunturas cambian.

 

IU ha movido ficha en los últimos tiempos. La renuncia de Cayo Lara ha sido unos de los gestos políticos mas generosos y preclaros de la historia de la democracia reciente. Garzón necesita 2 cosas para conseguir salvar a su partido. Consolidarse a nivel interno para no dedicarle ni un solo segundo a estos temas onanistas que tanto gustan a IU y buscar debates televisivos o no, donde poder demostrar que su formación tiene propuestas mucho más sólidas que otras alternativas al bipartidismo. En este sentido el bueno de Alberto tiene varias ventajas sobre otros. Controla los debates económicos y está más acostumbrado a explicar un programa. El tono de Garzón tiene que ir dirigido hacia la crítica constructiva y hacia las alternativas. Si lo consigue, puede que haya gente que se olvide de su edad y que saque más votos de los que muchos le vaticinan. Hay una parte del electorado que va a votar a PODEMOS como voto de castigo, pero hay otra que va a hacerlo porque no encuentra otro candidato ( Rajoy, ¿Sánchez?, Rosa Díez…no me extraña) Si Garzón consigue ser un candidato fiable, va a pescar bastante en este caladero.

 

El PSOE sigue bastante mal tras su salida del gobierno. Cuando gana un desconocido en unas primarias a la secretaría general, apoyado por una tapada andaluza y luego la tapada quiere recordarle constantemente que le debe el puesto y que posiblemente le dispute la candidatura a las generales, suelen pasar estas cosas. Creo que el PSOE puede ganar las elecciones de 2015 y lo creo porque pienso que va a salir beneficiado por el vértigo que a última hora va a provocar PODEMOS en algunos de sus posibles votantes;  pero para ganar necesita un candidato sólido y hoy no lo tiene. Quiero ver esas primarias socialistas. Incluso quiero ver si pasan cosas distintas al guión previsto en esas primarias socialistas, porque ya va siendo hora de que la militancia tome las riendas de un partido que va a la deriva; hora, y responsabilidad de esa militancia.

 

Por último queda PODEMOS. A día de hoy es el partido que mejor ha usado la estrategia política a la hora de posicionarse. Ha decidido tener un liderato claro y sin demasiadas fisuras. Ha decidido enviar mensajes simples y claros que pueden compartir un espectro amplio cabreado por la crisis. Ha decidido trascender el espacio natural de IU y ampliar el abanico hacia los votantes del PSOE e incluso hacia algún cabreado del PP. Un acierto. Ha decidido no presentarse a las municipales y jugárselo todo a una carta en las generales…..desde luego es innovador, aunque es muy arriesgado. Evita el desgaste del poder municipal, pero obliga al ciudadano a castigar donde no tiene remedio; en unas generales y eso puede terminar asustando. Veremos. Ha decidido no presentarse con IU y medir sus propias fuerzas con el resto de partidos. Tiene sentido en relación al posicionamiento que quieren ocupar, pero puede restarles más de lo que piensan si Garzón juega bien sus bazas.

 

Sea como fuere, los de Pablo Iglesias entran en 2015 con la iniciativa política en sus manos. Su discurso crítico ha sido imprescindible para ganar las intenciones de voto actuales, pero empieza a quedarse corto y es imprescindible desarrollar un programa factible y debatir sobre él sin defraudar a unos votantes muy heterogéneos; de como resuelvan esa paradoja y sobre todo de como perciba el ciudadano que la han resuelto va a depender su estabilidad a medio plazo, Nos metemos en un año en el que todo está abierto y en el que los debates televisivos y la política de roce va a ser determinante en las elecciones generales. Con un presidente destrozado y sin capacidad de reacción, un líder de la oposición más verde que las mangas de un picoleto, un aspirante nuevo sin demasiada experiencia en los discursos creativos y que ya ha mostrado carencias cuando le han apretado, y un cuarto en discordia que tiene que hacer que nos olvidemos de su edad y de su nula experiencia fuera del politiqueo a base de sensatez expositiva, la cosa está más abierta de lo que muchos ( también los de PODEMOS) suponen. Llegados a este punto, la Bruja Lola solo puede vaticinar una cosa. Al contrario de lo que ha pasado hasta ahora, gran parte del voto de este país está aún por decidir y va a depender de lo que pase en adelante. Pero esta vez de verdad.

 

La partida de Alberto Garzón

 

Alberto Garzón tiene la oportunidad más clara de los últimos años para hacer crecer políticamente a una opción a la izquierda del PSOE. Tras la irrupción de Podemos, el relevo de Pedro Sánchez en el PSOE y la retirada plausible de Cayo Lara, Garzón tendría muchas opciones entre la invalidez del socialista, el inmovilismo popular , la posible inconsistencia en el tiempo de un Podemos demasiado indefinido y el desconcierto general del panorama político actual.

 

En un mundo convulso siempre se lleva el gato al agua el que sabe manejar los medios y largos plazos. En este sentido, si Alberto se hace con la coordinación de IU puede tener la ventaja del que ni tiene una gran presión, ni genera la mayor parte de expectativas. Una buena baza para un político bien formado e inteligente que de moverse con habilidad va a tener gratas sorpresas entre el desconcierto general, lo rápido que se queman los que están en el “candelabro” y las equivocaciones del PSOE. Me cae bien Garzón, aunque no me guste ni en él, ni en nadie, que solo se haya dedicado a la política. Con todo, su principal problema no va a ser ese. Su principal problema puede que sea la miopía natural de IU.

 

Podemos y los RRHH

 

Ya he dicho lo que pienso sobre Podemos. Creo que es muy necesario en el panorama político actual, pero no creo ni que llegue al poder, ni que sea bueno que lo haga. Pablo Iglesias ha presentado la lista de la que saldrá su hipotético gobierno de llegar al poder y los perfiles me suenan a conocidos, a extremadamente típicos en un sector concreto de la izquierda. Demasiado profesor, demasiado politólogo, demasiada gente de letras, demasiado educador.

 

Siempre he pensado que determinadas formaciones son importantes en política y que las visiones globales son básicas a la hora de interpretar problemas y de buscar soluciones. La formación humanística tiende a formar esas capacidades mucho mejor que otras formaciones, pero también tiende a formar vicios. El 90% de las veces es importante relacionar conceptos, pero es igual de importante gradarlos en importancia y no eternizarse en debates insignificantes sobre la quinta derivada del noveno dato. Independientemente de la necesidad tecnocrática en un gobierno de conocimientos en materias como economía, empresa, I+D etc… la velocidad, la capacidad de síntesis, el manejo de la presión que te permite ser ejecutivo, los objetivos concretos frente a la divagación o la inteligencia práctica para separar rápidamente el trigo de la paja no suelen ser habilidades que se fomenten demasiado en las facultades de letras. Los que hemos tenido que hacer ese pequeño viaje para intentar adquirir alguna de esas habilidades sabemos de lo que hablamos.

 

Lo ideal en un equipo es la búsqueda de la multidisciplinariedad junto con el añadido de otros perfiles capaces de entenderse con todas esas disciplinas. Salvo alguna excepción, la lista de Iglesias me recuerda más a profes teorizando sobre el mundo y a gente buscándose la vida en política, que a bagajes vitales potentes que han decidido poner ese Know How al servicio del ciudadano. Igual son cosas mías, pero no me parece un tema menor, ni mucho menos, porque de la mediocridad y de las malas selecciones de personal salen muchos de los vicios de la clase política actual.

 

Enlaces Archivos
Entradas populares

Calendario

mayo 2015
L M X J V S D
« abr    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Etiquetas


novela
Mandamientos Mileuristas
Videos Mileuristas