If you intresting in sport buy dianabol you find place where you can find information about steroids



Archivos de ‘Tácticas y Estrategias Políticas’ Categoria

González tiene razón. Posiblemente Rubalcaba sea de largo el político más inteligente del panorama actual, pero ni es un líder, ni puede ser otra vez candidato a la presidencia del gobierno. La pregunta es ¿Quién va a sustituirle al frente del principal partido de la oposición?. ¿Quién va a ser la persona que trate de ser el próximo presidente del gobierno de un país que necesita desesperadamente que el talento ocupe los lugares clave de decisión política?. ¿Quién va a ser el encargado de controlar  a la banca y  a los mercados, de sujetar a la patronal, de negociar con Ángela Merkel, de hacer las reformas necesarias en fiscalidad y territorios o de estimular la economía lo suficiente como para crear empleo en España? .

 

Mi problema con el PSOE es que el perfil de Susana Diaz es similar al de Carme Chacón y el de las dos es muy parecido al de Eduardo Madina que a su vez es un calco del de Patxi López. Ninguno de ellos tiene bagaje fuera de la política. Ninguno de ellos puede aportar otra cosa que no sea la experiencia en cómo moverse dentro de un partido desde que eran jóvenes. Como mucho podemos reconocerles cierta profesionalidad en la forma de hacer política que nos ha traído hasta aquí y que hace aguas por todas partes.

 

No quiero ser tocapelotas. Lo importante para dirigir cualquier cosa no es ser un especialista en todo. Es tener la suficiente visión global y sentido de la realidad como para entender la partida y planificar las soluciones. Después viene tu capacidad para rodearte de gente buena y sacarles lo mejor. No debemos dudar de todos estos nombres, pero sigue extrañándome que el partido que ha gobernado este país durante más de 20 de los 30 últimos años solo sepa fabricar clones de lo mismo.

Saludando al partido X

No voy a cambiar ahora. He dicho varias veces que no creo que la solución de nuestro panorama político esté en crear más partidos. Pienso que con los topocientosmil que tenemos debería de ser suficiente para cubrir las aspiraciones ciudadanas; claro que la cosa casi siempre termina yendo de cubrir las de sus fundadores; en un país con bastantes más egos frustrados y necesidades personales en torno a la política que talento o voluntad de servidumbre. Lo he dicho arriba. No creía que la solución fuera un partido más, y sin embargo puede que estuviese equivocado.

 

En su día pensé que el 15M fue un soplo de aire fresco y un aviso a navegantes atractivo. En su día pensé que podía constituir un lobby de presión ciudadano lo suficientemente importante como para mover cosas y hoy sigo pensando lo mismo. Es posible que se haya perdido fuerza y frescura. Es posible que la propia amplitud del movimiento lo haya diluido……y seguramente se necesitaba un cambio.

 

Ayer se presentó en sociedad el partido X. No creo que les vote; pero estoy seguro de que voy a apoyarles. ¿Contradictorio?. Todo lo contrario. Me gustaría que se convirtiera en una plataforma de propuesta política. En ese lobby ciudadano permanente que necesita este país, en ese censor implacable que grite a diario que la democracia es patrimonio de los ciudadanos. En ese elemento que fuerce al resto de partidos a iniciar la catarsis o morir de gangrena. En todo eso en lo que no ha terminado de convertirse el  15M.

No me gustaría que el partido X terminara siendo un partido más. No me gustaría que su razón terminara siendo la de colocar esos egos que no caben en otro sitio. No me gustaría que su objetivo fuese el de “escañear” arriba o abajo y por tanto no me gustaría que se presentara a unas elecciones; salvo de manera puntual o como estrategia revulsiva en una coyuntura concreta.

 Si la idea es esa, si la idea es que el partido X no sea un partido;  no tendría problemas en reconocer que estaba equivocado. De momento y ante la duda, les doy la bienvenida.

¡Cierra la puerta, tio!. ¡La España del codazo de Tassotti, la del fallo de Cardeñosa o el penalti de Eloy  quiere volver! . Tranquilos, que esto no va de futbol, va de olimpiadas. Va de esa España envidiada por todos en una proyección desternillante del pecado capital patrio. Va de esa España que nos quiere traer el gobierno para tapar sus vergüenzas.

 Lo malo de las estrategias políticas es que no influyen en las áreas que no controlas. No dudo de que el COI sea corrupto, pero corrupto o no ha tomado la decisión más lógica que podía tomar. El comentario de una El Moutawakel alucinada al ver que iba en serio eso de que el famélico quería pagar el banquete deja las cosas claras, pero sobre todo muestra que aún es posible que prime el sentido común sobre otras consideraciones.

 Es el primer revés a la nueva estrategia popular basada en hacernos creer que la situación mejora a pasos agigantados. Es la primera bofetada al mantra de la recuperación de España que llevamos construyendo unos meses con datos sesgados. España, ni va bien, ni es el gran éxito económico del mundo, ni estaba cerca de conseguir las olimpiadas. De hecho el COI ha tenido bastante tacto permitiendo que la candidatura de Madrid caiga con dignidad empatada con Turquía. Claro, que si disparas las expectativas de una forma irreal, después tienes que justificar el batacazo con Tassotti, con la corrupción del COI o la ineptitud del jurado que no le dio a Rosa el triunfo en eurovisión.

 No me preocupa que un gobierno quiera engañarnos, me preocupa que lo consiga o que no lo pague en las urnas. Seguiremos asistiendo a un chaparrón de medias verdades perpetradas por los Arriola y compañía para convencernos de que vamos de fábula. Es tan irreal como lo ha sido la expectativa olímpica; porque los grandes éxitos al igual que las recuperaciones económicas crecen con el optimismo, pero sobre todo se cimientan en el realismo.

 

 

 

Al César lo que es del César.

Si fallabas en un complot contra el César tu esperanza de vida y puede que la de tus familiares no solían ser muy altas. La propiedad de tus bienes pasaba también a manos imperiales como indemnización por el daño realizado. Con todo, estas costumbres no evitaban los tiempos revueltos y en el año 69 DC Roma vio vestir la toga púrpura a 4 césares distintos. Todo un deporte de riesgo.

María Dolores Cospedal García no ha participado en un complot contra el César. Tampoco ha sido un acto de honestidad lo que le ha impulsado a señalar a Rajoy ante el juez como indican sus incondicionales. Lo de la secretaria general del partido popular ha sido la deslealtad de una niña pija agobiada ante la posibilidad de terminar con el culo en llamas. Nada más. Eso y que la propia Cospedal ya no da un duro por el futuro del presidente y empieza a pensar que es conveniente soltar amarras. Un error.

Cuando alguien intentaba apuñalar al Cesar su vida solía terminar entre las lanzas de la guardia pretoriana. Daba igual que lo consiguiera o no. Daba igual el motivo o lo cercano que fuese al emperador; incluso daba igual que el propio prefecto del pretorio estuviese detrás del golpe. Alguien que intentaba apuñalar al César, ni podía ser César ni sobrevivirle mucho tiempo.

¿Alguien ve a Cospedal como nuevo César popular?. Yo no. ¿Alguien ve a otro César popular confiando en quien ha apuñalado al anterior desde la máxima cercanía?. Yo no. A María Dolores solo le quedan las lanzas del pretorio y a nosotros la esperanza de que entre tanto revuelo sigan saliendo verdades. No perdamos la perspectiva, que aflore la podredumbre es la única forma de que purgue el sistema y de que podamos limpiarlo. De momento tenemos a una secretaria general que acusa a su presidente de confabular con un presidiario. No está mal para que entendamos hasta donde hemos llegado y hasta que punto debemos plantear reformas para regenerar nuestra democracia.

Las clases de Pedro Arriola.

Siempre hemos defendido que Pedro Arriola era uno de los pocos entes lúcidos dentro del PP; lo que no sabíamos era hasta donde llegaba su capacidad de generar vatios . Medio millón de euros, más un buen puñado de subvenciones cobradas por su empresa nos garantizan que el bueno de Pedro sabe más de finanzas que de estrategia política. Es lo que pasa cuando, además de sociólogo eres político, que toda la sociedad acaba en deuda contigo y termina pagándote.

El PP no es una empresa, no maneja dinero privado, ni se mueve en el mundo de los acuerdos comerciales entre pares. La mayor parte del dinero que ingresa el PP es de origen público y como tal, su gasto también debería estar fiscalizado y publicado por quien corresponda y donde corresponda. Eres tu quien le ha pagado ese medio melón a Arriola para que aconsejara al PP como ganar las siguientes elecciones. Toda una clase magistral de cómo usar dinero público para fines privados. Eres tú el que ha estado a punto de pagarle a Fabra unos cursos de liderazgo de 20.000 €. Eres tú quien paga asesores de uno y otro color para que se dediquen a ayudar en las campañas electorales de sus partidos. Eres tú el que sigue manteniendo sus chiringuitos sin el derecho a saber lo que nos cuestan y en que se gastan tu dinero.

Urge una ley de transparencia, urge una ley de financiación de partidos clara en la que quede muy clarito cada ingreso, cada gasto y el motivo de cada puesto de trabajo excepcionalmente creado con cargo al erario público. Hay muchas maneras, yo propongo una. Todo ingreso de un partido deberá proceder únicamente de financiación pública, nos cueste cada escaño lo que nos cueste. .Todo Euro recibido por un partido deberá de ser fiscalizado y su gasto, público y accesible para cualquier ciudadano. Los cargos de confianza se limitarán solo al primer círculo de gestión del ejecutivo y sus nombramientos y sueldos deberán de ser publicados explícitamente en todos los canales públicos de RTVE en horario de máxima audiencia.

Podemos seguir hablando de concursos, sociedades públicas constituidas como clubs privados, etc, etc, etc…..son solo un manojo de apuntes como principio para empezar a aclarar algunas cuentas.

Sin Perdón

Porque sin ese perdón han decidido golpear la democracia, con cada chanchullo, con cada sobresueldo, con cada comisión a cambio de favores, con cada nepotismo. Mariano Rajoy tiene que comparecer y si no lo hace hay que forzarle a definirse abiertamente con una moción de censura..

Cuanta más gente la apoye, mejor, pero si hay gente que no lo hace da igual, porque no haberla apoyado o querer poner precio a ese apoyo va a ser su problema en un futuro. Da igual lo que quieras, da igual que quieras elecciones anticipadas o solo que Rajoy salga del gobierno. Da igual que quieras que comparezca para dar explicaciones o para pedir su dimisión. Da igual, porque lo primero que hay que hacer es llevar a Rajoy al congreso o que asuma el escándalo público internacional de no comparecer en una moción de censura planteada exclusivamente para que comparezca. Ni siquiera Rajoy sería capaz de aguantar eso.

Moción de Censura.

Es lógico que Rajoy no comparezca hasta que no tenga más remedio, y no solo porque el presidente piense que arrastrar los pies enfría los problemas, sino porque comparecer para tener que mentir, cuando Barcenas puede dejarle en evidencia al día siguiente es casi suicida.

A día de hoy tenemos claro que Mariano no contaba toda la verdad cuando decía que llevaba mucho tiempo sin hablar con Bárcenas. A día de hoy tenemos claro que Mariano ha estado apoyándole, mientras intentaba interceder por él; pero sobre todo tenemos claro que el daño a este ejecutivo ya está hecho, independientemente de como evolucione el caso.

No se si Mariano hace bien o mal en no comparecer, lo que si se es que el principal partido de la oposición con Rubalcaba a la cabeza tiene la obligación de hacer que el presidente comparezca. Si es mediante una moción de censura, hágase, independientemente de su resultado. Porque liderar es posibilitar que el ciudadano exija cuentas a sus representantes cuando es necesario.

Tenemos a todo un país ( España) cautivo por una canciller y que baila al ritmo de un presidiario capaz de chantajear a un gobierno corrupto. Todas las fuerzas políticas de este país tienen la obligación de acabar con esta situación. Sin más disculpas. Sin más dilaciones. Urge poner fin a la caída en picado de nuestra democracia.

Tengo que reconocer que me ha sorprendido Luis Bárcenas. Personalmente creía que iba a negociar con el gobierno un indulto de tapadillo en un plazo de tiempo razonable, y que todo esto de la financiación del PP, sobresueldos incluidos terminaría en una especie de “coitus interruptus”. en lo que a transparencia se refiere. Eso era lo normal, era lo inteligente y sin embargo parece que Bárcenas está tirando de la manta. Tal y como lo veo, nos quedan dos posibles conclusiones.

La primera es que Bárcenas es tonto a secas. Bien sea por estrechez de miras, bien porque su chulería y ganas de venganza le llevan a ser estrecho de miras; el resultado es el mismo. Nada a ganar, todo a perder. La segunda es que haya negociado ese indulto con quienes piensa que van a llegar al gobierno sobre el cadáver de Rajoy, y esté haciendo de tonto…..esta vez útil.

Sea como fuere, ponerte a lanzar pedradas contra tu partido con Pedro Jota de alcahueta certifica que no eres muy listo, porque si resulta que tienes padrino, no demuestras muchas luces si no te has dado cuanta de que él también es tonto. ¿ O propiciar un golpe de estado contra tu propio partido, acusando a todos los que han sido tus ex ministros y de los que eras el jefe de cobrar sobresueldos durante tu gobierno es de tener muchas luces?.

Da igual que haya negociado que los papeles no le salpiquen directamente; si Aznar está detrás de Bárcenas, el uno es tonto, el otro es el tonto que sirve al tonto; o lo que es lo mismo, es muy tonto.

En fin, entre tanta tontería tengo clara una cosa. Rajoy está acabado y ni Aznar, ni Esperanza, ni nadie de su partido va a sacar de su cadáver otra cosa que no sean las cenizas del propio PP. Démosle gracias a Bárcenas, nunca sabremos lo que la democracia y la transparencia de este país le pueden llegar a deber a un tonto. Lo dicho, es más interesante estudiar la estupidez que entender la inteligencia, la segunda siempre tiene límites, la primera no.

El orden en una sociedad es importante. Sin orden es complicado cualquier tipo de construcción en el plano económico o social. Históricamente, cuando en España se ha roto el orden las consecuencias a corto plazo han sido desastrosas y lamento comunicaros que desde una perspectiva histórica una generación es justo eso, corto plazo. Debemos intentar conservar el orden por interés general.

Sin embargo es un error considerar el orden social un valor en sí mismo, cuando es solo una consecuencia. Volvemos a la Historia y si repasamos con calma puede que veamos que suele ser la injusticia social que genera uno o varios cambios la que termina por romper ese orden. Los cambios que se están produciendo en esta crisis están generando muchas injusticias y es lógico que esos cambios amenacen el sistema.

El orden sin justicia social no es un valor, es dictadura y está condenado a la inestabilidad perpetua. Un partido socialista debe contribuir en lo posible al orden, pero sobre todo debe contribuir a que no se produzcan injusticias sociales. Preservar el valor original ( la justicia social) es la mejor manera de conseguir el orden como consecuencia.

No estoy en contra ni a favor del bipartidismo. Durante las últimas décadas ha sido el vehículo que ha tenido nuestra democracia para estabilizar el sistema, para mantener ese orden. Si nos ha ido bien en general, el resultado es bueno. Pero el bipartidismo tampoco es un valor en sí mismo, ni un elemento irrenunciable a preservar. Si los españoles deciden cambiar en un futuro, tendremos que articular los cambios de la mejor manera posible para evitar esa inestabilidad preservando la justicia.

No entro a valorar el posible acercamiento de algunos ex presidentes socialistas en torno al gobierno. Si el objetivo es solo el de contribuir al orden es un error. Si el objetivo es el de apoyar al presidente a la hora de defender la justicia social en los ámbitos nacionales o internacionales donde deba hacerse, es un acierto y la mejor manera de preservar el orden.

No creo que nadie haya hecho esa segunda reflexión desde el PSOE…..y es una pena. Una pena y otro error.

Recuperar la Auctoritas.

Los romanos diferenciaban bien ambos conceptos. Nosotros no. Auctoritas era una palabreja que usaban para indicar la cualificación ética de alguien a la hora de opinar o actuar, aunque legalmente no fuera vinculante. Potestas era el poder legal para hacer algo. Durante el bajo imperio la potestas imperial terminó usurpando la auctoritas que terminó por emanar del emperador, y por originar la confusión o fusión entre los dos términos.

El error de gran parte de las personalidades públicas e instituciones ha sido precisamente ese. El de pensar que la potestas te concede algún tipo de auctoritas; la primera puede ganarse o te puede caer del cielo en un dedazo o unas listas cerradas. La segunda siempre se gana, y hablo de política, pero también de empresa, de organizaciones o de sociedad.

Llevamos 6 u 8 años con un gobierno y unas instituciones de escasa potestas y ninguna auctoritas, porque una forma muy particular de entender Europa se ha apropiado del primer término y nos está imponiendo el segundo ante la pasividad y el asentimiento de nuestros representantes, igual que hicieron en su día los emperadores romanos. No habrá democracia hasta que los que deban ser investidos con potestas no sean referentes de auctoritas. No habrá democracia hasta que gente con esa auctoritas no tenga la suficiente potestas como para hacerse oír en Europa. No habrá democracia hasta que no tengamos un gobierno que quiera emprender el camino, pero para eso, la izquierda ( toda y unos más que otros) deben recuperar la auctoritas para poder tener potestas y luego debe querer ejercer esa potestas dentro y fuera para conservar la auctoritas. Vale, es un trabalenguas, pero todo lo demás es barro.

Enlaces Archivos
Entradas populares

Calendario

abril 2014
L M X J V S D
« mar    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Etiquetas


novela
Mandamientos Mileuristas
Videos Mileuristas