If you intresting in sport buy dianabol you find place where you can find information about steroids



Archivos de ‘Desenseñar a desaprender como se deshacen las cosas.’ Categoria

España y la última tentación.

No se cuantos parados nos quedan por sumar en este país, solo se que vamos a sumar mas. Tampoco se si Europa va a sobrevivir, aunque tengo la impresión de que si lo hace, no va a ser tal y como la conocemos. La última tentación del próximo gobierno va a ser la de aligerar Estado con la intención de reactivar la economía. Es comprensible. No deja de ser el último intento de aferrarse a unas normas que ya no sirven para garantizar un revitalizamiento económico que nos lleve a una sociedad estable.

Estoy tan seguro de que el PP cree que conoce el camino, como de que va a pasar poco tiempo hasta que entienda que ese camino no es válido……el problema va a ser el precio del billete.

Si no conseguimos remontar, la realidad de la crisis nos va a dejar una Europa imposible, unos índices de paro insostenibles, un panorama macro ingestionable y una sociedad cansada, deprimida y al borde de la conflictividad social. Y no hablo del 15M, hablo de la de verdad. De esa que hace que los gobiernos duren año y medio.

Mariano tiene razón, no hay varitas mágicas. Lo que sí hay es la necesidad de entender que solo la economía real y la política nos pueden salvar de esta. Que solo el viaje hacia el valor de nuestras empresas nos puede salvar de esta. Que solo la búsqueda de una postura propia  y del interés de nuestra política económica en Europa nos pueden salvar de esta. Que solo una gestión inteligente y vanguardista en las inversiones del Estado nos pueden salvar de esta. Que solo la protección ciudadana y el replanteamiento crítico de todos los factores y protagonistas que nos han llevado a esta crisis nos pueden salvar de esta.

La última tentación de Mariano Rajoy es la de no comprender que gobernar es tener claro todo esto y simplificar hacia el recorte como única medicina. La última tentación del PSOE es la de no saber que es el no haber entendido todo esto lo que le ha sacado del gobierno, y no solo la crisis. La última tentación de Europa es pensar que diciéndole amén a  Ángela Merkel nos vamos a salvar. La última tentación de la clase política es la de pretender que todo esto no va con ella.

 La última tentación del pasado es siempre la de pensar que no llegará el futuro.

Es tan complicado no caer en la última tentación como ser capaces de construir desde otra óptica. Es igual de complicado, pero lo uno suele ser el comienzo de lo otro. Espero que haya alguien que sepa entenderlo.

Hace unos 4 años hice un comentario en casa de Ricardo Galli en el que venía a decir más o menos que “o la red empezaba a intervenir en política, o iba a ser la política la que terminaría interviniendo en la red”.

Creo recordar que fue un comentario de esos en el que mi objetivo era más ser contundente que analítico, y en el que iba implícita cierta crítica ante lo que para mí era un error generalizado de los usuarios “ no militantes”. El de confundir la desconfianza hacia la clase política, con el rechazo a la política – me da igual desde que postulados -.

Hace 4 años, el debate iba sobre la poca o mucha influencia de la blogosfera en los medios. Y la importancia de la red en temas sociales y desde luego políticos era ciencia ficción.

Por esa época, algunos empezamos a escribir en este blog.

Mileurismo se inició como un blog socio-político con espíritu descarado, no solo hacia esa clase política, sino hacia lo que se suponía que entonces eran las “otras alternativas”.

La idea era el distanciamiento para buscar contradicciones y áreas de mejora en todos las propuestas políticas, incluyendo las nuestras. El objetivo no era el de pastelear ( de eso ya había mucho), sino precisamente el de buscar ópticas diferentes desde la independencia.

Ha pasado el tiempo y la red ha ido evolucionando. Hoy, la blogosfera es una herramienta más que se comporta de manera bidireccional con los medios de comunicación. Influye y es influenciada por ellos.

Hace 4 años, las escasas iniciativas poco organizadas desde la red que querían plasmarse en crítica social real o en acción política, bien terminaban siendo el terreno de planteamientos marginales, bien se originaban como escaparate de esos planteamientos en la red. Por esas fechas comentábamos por aquí que mientras las acciones sociales propuestas desde la red no tuviesen como público a gente calva, de barriga prominente o de avanzada edad, no iban a ser significativas…….y este blog fue prestándole poco a poco más atención a la esfera política tradicional – incluyendo los juegos de salón -, que a la social.

Hoy, aún no sabemos qué peso tienen las redes sociales a la hora de condicionar la sociedad y la política, pero empezamos a hablar de ello.

La semana pasada leí en casa de Javi Moscas que se organizaba una protesta sobre la juvetud sin futuro ( con todos esos temas sobre los que hablábamos mucho hace unos años). También anda por ahí algún movimiento que pide no votar a determinados partidos. Hay más elementos. En la casa común de Gallir, las noticias sobre la corrupción y la ética de muchos de nuestros dirigentes son casi diarias; y la red empieza a ejercer un leve papel de control sobre los que tradicionalmente han ejercido ese control social.

Aún no sabemos si esas iniciativas serán masivas o seguirán siendo marginales, se terminarán manipulando, son espontáneas o han nacido ya manipuladas……eso no es lo importante. Lo importante es que empezamos a saber que es eso del “open government”. – además de un anglicismo insufrible – . Como yo no tengo que vender libros lo puedo decir de una manera simple. Es tan sencillo como asumir que el ciudadano va a usar la red como manera de expresión socio- política; y tan simple como que los partidos políticos y cargos públicos van a tener que ser capaces de abrir las orejitas a lo que se mueve en la red, de filtrar, de acercar las acciones a los intereses de ese ciudadano y de sacar conclusiones. Las correctas, claro, no las que a ellos les interesen.

¿Se está judicializando la vida política en España?. Posiblemente sí, pero eso sería imposible sin que el terreno estuviera previamente abonado, o lo que es lo mismo, se están recogiendo los frutos de haber politizado demasiado el poder judicial durante todos estos años. Es cierto que tenemos dos asuntos importantes sobre la mesa; el proceso a Baltasar Garzón por el tribunal supremo y el del Estatut catalán que compete al constitucional. Ambos tienen un claro carácter político, y ambos están bloqueados o levantan una polémica que trasciende lo judicial. Pero ¿Por qué?

Una de las razones puede ser que para ciertos temas, el poder judicial se comporta como un escenario secundario donde se libra la misma batalla política que en el congreso; ni más, ni menos, y que como tal sus decisiones van a depender mucho de la voluntad de los partidos.

Vamos a hacer un pequeño análisis de quien es quien en todo esto:

El Tribunal Supremo es elegido por el Consejo General del Poder Judicial y dicho consejo es elegido  a su vez por el congreso y el senado en una lista que confirma el Rey. Por resumir. “Si tú me elijes a mí para el CGPJ, es muy probable que yo  elija a los tuyos para el supremo”. No pongo en tela de juicio la justicia ordinaria, pero en determinados asuntos que rozan lo político. Da igual quienes estén en el gobierno, toga que se mueve no sale en la foto. Salvo Garzón, claro, ese no hace mas que moverse….y así le va últimamente.

En lo referente al constitucional viene a pasar algo similar. El tribunal constitucional es el máximo referente a la hora de interpretar la constitución, y sus miembros también son elegidos por el Congreso, por el gobierno,  por el Senado ( con un papel protagonista de las comunidades)  y por el CGPJ. Exactamente lo mismo pasa con el Fiscal General del Estado quien es nombrado a propuesta del gobierno de turno.

Cuando Montilla insta a Zapatero y a Rajoy a cambiar la composición del tribunal constitucional, acierta con los interlocutores. Acierta, sí;  pero su petición ( independientemente de que sea justa o no),  no deja de recordarnos la causa por la que el poder judicial parece bloqueado al enfrentarse a temas de cierta magnitud política. Sencillamente porque es complicado ser independiente con este sistema y porque mientras cada cual siga eligiendo a los suyos va a ser difícil que sus señorías no cumplan con sus electores.

Pero ¿Realmente se garantiza la independencia del poder judicial en otros países del mundo?. En Alemania no hay tribunal supremo, digamos que hay muchos tribunales supremos ( cortes Federales) que tienen competencias especializadas. Sus miembros son elegidos por el Bundestag y por el Bundesrat, que viene a ser una representación de los diferentes landers territoriales. Un esquema similar al español con la particularidad de que los poderes a elegir están más fragmentados. El resultado es que el poder se reparte entre mayor número de gente y por tanto es más difícil controlarlo.

En EEUU, los fiscales ( su labor es similar a la de un juez instructor español), son elegidos democráticamente. En lo referente a la corte suprema y a los jueces federales, son elegidos por el presidente con la aprobación del Senado, pero su elección es vitalicia y solo se renuevan a medida que se jubilan, se mueren o abandonan voluntariamente el cargo. La idea es precisamente garantizar la independencia del judicial lo máximo posible mediante la creación de un contrapoder. Ningún sistema es perfecto. Todos generan problemas y estoy seguro de que en estos países también se forman lobbies. Pero solo hay una cosa peor que muchos lobbies; la concentración de poder en manos de unos pocos.

Evidentemente hay más elementos en juego, aunque sin comprender todo lo anterior es complicado explicarnos que está pasando con el Estatut – donde el PP usa todo este entramado para bloquear -,  o con el caso Garzón. Lo digo porque quizá tendríamos que plantearnos la cosa de otro modo. Lo que vive España estos días tiene mucho que ver con la contaminación de la crisis de la sucursal ( poder judicial) por parte de la central ( legislativo/ejecutivo).

Pues eso, que no estaría de más ponerse a cambiar algunas cosas.

¿Cuánto va a durar el desarrollo del modelo?. Zapatero ha dicho 10 años, a mi me parece muuuuyyyyy optimista. Quizá para esas fechas se puedan ver avances si hacemos bien las cosas, pero dudo de que España se reposicione como país en solo una década, y con esta clase política, lo dudo mucho más.

 ¿Supone el cambio de modelo la creación de puestos de trabajo? . Todo reordenamiento lleva consigo la pérdida de empleo y la creación de nuevo empleo. Poco a poco el balance irá siendo positivo y a medida que la charca gane en profundidad ( margen de las empresas en torno al valor), el país ganará en presencia internacional y aparecerán nuevas oportunidades de negocio generadoras de empleo.

 Me da igual como lo haya planteado el gobierno, desde aquí vamos a plantear el modelo en 5 ejes. ¿Objetivo?. Ir transformando esa charca de la que hablamos el viernes.

 Ø      Reordenamiento de las relaciones empresa/estado,

Ø      Reordenamiento del mercado laboral. ( tendremos que ver cómo)

Ø      Reordenamiento de la propia estructura del estado para facilitar todo esto, ( veremos como)

Ø      Reordenamiento del conocimiento. ( Reforma educativa, etc…)

Ø      Reordenamiento de la filosofía del estado hacia un concepto de gestión mucho más ejecutiva y empresarial, en el buen sentido del término, que también lo tiene. Uno de los apartados estrella debería ser la financiación y control de este modelo desde las cajas de ahorros, ICO etc..

 Vamos a empezar a desarrollarlos a partir del siguiente post; porque de cada apartado cuelgan sub-apartados que encasillan medidas concretas . En este, vamos a ver los actores y a resumir la pauta central de actuación.

 El motor tiene que ser la empresa.

El facilitador e impulsor del modelo: El Estado

Los beneficiarios. Empresa, país, y trabajadores.

 Pero. ¿Coarta esto la libertad empresarial y de inversión?. Bien hecho NO. Precisamente la fomenta y la direcciona hacia las necesidades del país. NADIE puede obligar a una empresa a hacer viajes que no quiere hacer, lo que si se puede hacer es facilitárselos e intentar que sean rentables para la sociedad y para la propia empresa.  

 El estado deberá entender el conjunto de las empresas del país como su propia cuenta de resultados, las posibilidades y necesidades de sus empresas DE CARA A ESE MODELO ( quid pro quo), como sus propias posibilidades; y el posicionamiento empresarial del país en base al valor añadido, como la pauta que va a ir ayudando en el cambio. Todo eso entndido como un solo proceso global que implica, desde la formación de los agentes que participan en él, a la mejora de la gestión de las propias empresas; pasando por todo lo aplicable en materia de innovación tecnológica e investigación de nuevas posibilidades.  

 Por otro lado, el Estado tiene que preocuparse de que ese beneficio recaiga en los trabajadores y en la ciudadanía, y de que el viaje vaya calando en las empresas – en alguna ya lo ha hecho -. El problema es que eso implica algo tan sencillo como que  la propia gestión estatal tenga que recaer en perfiles que sepan de que coño se está hablando. Tanto desde el punto de vista empresarial, como técnico…….para una primera toma, ya vale.

José Luís es rarito. El otro día iba a por tabaco y de camino pasó por uno de esos descampados en los que aún no ha actuado el plan E. Como además de rarito es despistado, el tío metió la pata en una charca llena de fango y se puso perdido. Cualquier otro hubiese montado una asociación en defensa de los fumadores despistados, pero José Luis no. Como eso no estaba de moda,  José Luis decidió adoptar la charca……..joder, ya he dicho que era rarito.

 El tío se pasaba horas mirando la puñetera charca. Parece que por allí había de todo. Renacuajos, ranas, culebras, salamandras, bichos de esos que patinan en la superficie y otros algo más repulsivos. La charca en si, era una cosa pequeña, de unos 10 cm de profundidad, algo maloliente y llena de vegetación e insectos….lo que viene llamándose vulgarmente una charca potrosa.

 No me preguntéis por qué, pero José Luis fue poco a poco encariñándose con ella, aunque de vez en cuando estaba tan ensimismado que apagaba los pitis en la superficie sin darse cuenta. –  esto es la pequeña venganza de un fumador -. El caso es que iba observando como toda la fauna crecía sin apenas espacio y masificaban la charca haciendo la vida en ella de bastante complicada; hasta que un buen día, la charca empezó a secarse. Si la situación de los bichos era jodida hasta entonces, a partir de ese momento empezaba a ser demencial y todos empezaron a diñarla a gran escala.

 Parafraseando la imagen de Chang Kim, la gran mayoría del país se encuentra en un océano rojo. Este es más o menos el punto de partida global de la empresa española. El problema no es tanto el de posibilitar el crecimiento como el de mejorar las condiciones de la charca para que se pueda crecer; o aún mejor, el de crear una nueva charca mucho más profunda donde la habitabilidad sea más fácil.

 El gobierno va a aprobar mañana la ley de economía sostenible. Ya hemos hablado de todo eso, aquí, aquí o aquí, entre otros posts de los que hemos escrito en los últimos 2 años. Pero a partir de mañana vamos a crear una serie de post donde profundizar en el modelo en base a 5 ejes, responder a las preguntas más comunes y desarrollar todos los elementos que hay en juego, así como lo que suponen. Sin marketing, sin estar en posesión de la verdad absoluta y sobre todo sin cuentos. Porque cometeremos errores y plantearemos cosas difícilmente realizables sin un cambio de mentalidad muy grande y sin valentía política. A partir de ahí, podremos valorar lo que va a aprobar mañana el gobierno y el camino que queda por recorrer. Intentaremos también contestar a algunas preguntas del estilo de ¿Cuánto va a durar el cambio?¿Cuánto empleo va a generar?, ¿Qué impacto puede tener todo esto?, o en que puede afectarnos en nuestro día a día.   

Según el bueno de Conde Pumpido existen 730 causas abiertas por corrupción política en España. El fiscal general del Estado se queja de la actual ley procesal y de las dificultades que le ocasiona a la fiscalía. Es cierto que el hecho de que el 1% de los cargos políticos españoles estén bajo sospecha, no significa que la corrupción sea generalizada, pero está claro que si contamos los recovecos donde la fiscalía no puede entrar y lo que sabe y no puede probar, la cosa es preocupante.

 

Quizá nuestra realidad política no sea demencial, pero estoy seguro de que es mejorable, vamos a echarle un vistazo.

A día de hoy parece lógico que la gestión tiene que estar lo más próxima posible al ciudadano. En la empresa viene a ser lo mismo; cuanto más cercana al cliente está la persona que decide más dinámica tiende a ser una empresa y mejor se adapta a las necesidades del que paga. – al menos en teoría-

 Este argumento es uno de los más usados para primar la descentralización frente al centralismo a la hora de entender la política territorial. A nivel de decisión la cosa viene a ser similar. Es evidente que existen otras sensibilidades tan respetables como las de los partidos nacionales y que en general tienden a estar presentes en la periferia.

 Para seguir con el razonamiento debemos completarlo con los conceptos de economía de escala y de ahorro en la gestión. Cuanto más centralizado sea algo, en general es más barato de gestionar, más fácil de hacerlo homogéneo y tiene menores gastos de estructura. Estamos ante varios de los argumentos más usados por los centralistas a la hora de plantear su modelo.

 ¿Cómo encajar todas estas premisas lógicas en una buena relación calidad/precio?. Si las variables se quedaran aquí, el tema sería relativamente sencillo, pero resulta que no, resulta que la cosa se complica.

 Resulta que la realidad española arroja una cuádruple esfera político/administrativa con ayuntamientos, diputaciones ( estos de elección indirecta salvo excepciones), dentro de lo administrativo y comunidades y gobierno central ( salvo las comunidades uniprovinciales que carecen de diputaciones) en el plano estrictamente político . La España asimétrica nos arroja además la peculiaridad de que cada comunidad tiene traspasada una serie de competencias distintas o de que cada diputación tiene funciones diferentes, según sea provincial, o foral. Terminamos con los casos de Canarias o Baleares que sustituyen las diputaciones por cabildos insulares. 

 Si admitimos que la descentralización atiende mejor al ciudadano, el mayor dinamismo de nuestra democracia en cuanto a gestión debería residir en los ayuntamientos….y en parte, así es. Los 8.111 ayuntamientos españoles – 4.900 con menos de 1.000 habitantes -. han protagonizado estas últimas décadas gran parte de los pelotazos y casos de corrupción urbanística de este país.  4.900 ayuntamientos para gestionar las necesidades de un 3% de la población española NO es democracia, es despilfarro.  En un municipio de 1000 habitantes es complicado que lo recaudado de para algo más para mantener la propia estructura. ¿Sigue pensando alguien que no se están matando moscas a cañonazos?.

 La cosa es sencilla de entender. El circo era sostenible mientras se miraba para otro lado en el pelotazo urbanístico. Hoy muchos municipios están endeudados y su situación empieza a ser insostenible.

 Pero esto ya lo sabíamos todos, o al menos ya lo sabían las diputaciones ya que son las encargadas de controlar y asesorar a los ayuntamientos. El cuadro se completa con la labor del tribunal de cuentas, encargado de revisar las cuentas públicas en aquellos sitios donde la competencia no esté transferida ¿Alguien cree a día de hoy que unos y otros han hecho su trabajo?.

 Parece ser que en los dos primeros niveles, la gestión es cara por tener mucha estructura e ineficiente por carecer de recursos. ¿Vamos a seguir pensando que democracia es sumar más y más cargos públicos al despilfarro o alguien va a pensar que hay que optimizar la gestión para que repercuta más y mejor en el ciudadano?.

 Entramos ahora en la esfera política.

 17 comunidades autónomas + 2 ciudades autónomas con diferentes grados de autogobierno, y un gobierno central con más o menos contenido según territorios. Total, 20 esferas diferentes de poder que se interrelacionan en estos dos últimos niveles. ¿Razón?. La descentralización, y además estoy de acuerdo. Las comunidades son las encargadas de gestionar determinadas áreas; e incluso de recaudar los impuestos según tenga o no trasferida la competencia. Además legislan.

 El problema es que se duplican cuerpos de seguridad,  competencias y las funciones de las diferentes instituciones. Por no hablar de lo más preocupante; que se multiplican por 20 los proveedores y las empresas “afines” a unos y a otros en el ámbito regional. – del ámbito local ya se encargan los 8.111 ayuntamientos y casi 70.000 representantes municipales- .

 Atendiendo a sus razones históricas es evidente que las comunidades participan de esa  idea de cercanía al ciudadano y de una contraposición al modelo franquista de centralismo. Por otro lado es difícil concebir que la convivencia democrática entre españoles hubiera sido posible sin la autonomías. ¿Pero son necesarias esas 4 esferas de gobierno? Y si lo son ¿Son necesarios los 17 parlamentos autonómicos ? – 6 de ellos pertenecientes a comunidades uniprovinciales -. Y de serlo, ¿Son necesarios 1.244 diputados regionales + 351 nacionales + un número indeterminado de representantes en las diputaciones?.

 ¿Hasta que punto no estamos confundiendo los intereses de los ciudadanos de la periferia en contraposición con Madrid, con los intereses de las elites regionales en contraposición con las madrileñas?.

 Lo digo porque creo que con todos estos elementos ( y con bastantes menos) se puede ordenar de otra manera y obtener mejores resultados…….supresiones de ayuntamientos, reducciones de estructura en las comunidades, replanteamiento del papel de las diputaciones, supresiones de algunas/ bastantes  “autonomías no estratégicas para la convivencia”,  todo eso a la vez;  un federalismo más controlado, trasparente y racional en el gasto……..me da igual. Cualquier cosa es más eficiente que lo que tenemos; porque cuanto más opaco es algo, más sencillo es que la corrupción anide en ese algo.

Los sitemas alternativos.

El bueno de Sergio, de Rabomedia nos pide que hablemos de las propuestas decrecentistas.

 

Conceptualmente, estas teorías enlazan con planteamientos sobre el crecimiento 0 de los años 60 y con algunos planteamientos posteriores en torno al desarrollo sostenible de finales de los 80 y  90s.

 

Por hacerlo sencillo. Durante los 60, algunos pensadores empiezan a plantearse cuales eran los límites del planeta a la hora de aguantar el crecimiento poblacional. A finales de la década el amigo Forrester  plantea sus teorías sobre el crecimiento 0. Según estas ideas, para frenar esta carrera insostenible que terminará con los recursos mundiales en 100 años,  es necesario transformar el crecimiento hasta lograr igualarlo a 0.  Forrester habla fundamentalmente de demografía, pero sus consideraciones se extienden a otros ámbitos, planteando la urgencia de la repartición internacional de la renta. Para ello incide en la necesidad de un control riguroso de todas las variables que determinan la ecuación final.

 

En 1972 Meadows proyecta una serie de tendencias en demografía, economía y ecología, cuyo resultado plantea diferentes escenarios que llevarían al colapso por agotamiento de todo el planeta. Aunque los cálculos de Meadows sean matizables ( algunos lo son) , lo realmente interesante de estas teorías son dos aportes.

 

a)      Se plantean que los recursos del planeta son finitos

 

b)      Se insta a buscar soluciones para trabajar en un desarrollo entendido de forma global, que asegure las necesidades básicas de los individuos.

 

El mensaje es claro. O frenamos la máquina o se jode el tren. 

 

Por simplificarlo. Estaríamos ante pensamientos críticos con el actual sistema, que proponen ideas alternativas, esta vez, tomando como punto de partida la limitación de los recursos naturales.

 

Durante los 80 y 90 aparece el concepto de desarrollo sostenible. Según este planteamiento, la óptica debe ponerse en conseguir un tipo de desarrollo que satisfaga las necesidades de las presentes generaciones, sin joder la marrana de los que vienen detrás.  Para lograr este tipo de desarrollo no se niega el crecimiento, pero sí se limita y condiciona con una serie de características que debe cumplir para ser sostenible.

 

Las propuestas del decrecimiento recogen muchos de estos planteamientos ( sobre todo los referentes al crecimiento 0)  y dan un paso más, proponiendo el decrecimiento económico, salvo en aquellas áreas que inciden en lo social. Evidentemente, se recalca el planteamiento que habla de la necesidad del reparto de los recursos.

 

 

 El Handicap.

 

Dejando a parte las críticas que se pueden hacer a todas estas teorías y lo que aportan ( que es mucho), el problema fundamental de todas ellas viene a ser que no proponen una hoja de ruta clara, ni señalan unos actores fundamentales para llevarlas a cabo. En este sentido, se sobreentiende que los encargados de la realización serían los organismos internacionales, pero es bastante complicado asumir que unos organismos creados dentro de una lógica neoliberal, se planteen poner en práctica estas recetas. En resumen:  Nos hablan de que hay que hacer, pero encuentran dificultades en plantear formas lógicas  a la hora de señalar Quienes y Cómo deben hacerlo, lo que termina por ser un punto débil que contribuye a su dilución .La realidad indica que por ejemplo, las teorías sobre desarrollo sostenible han quedado limitadas al mundo de la cooperación internacional y en el mejor de los casos  a una serie de recomendaciones bienintencionadas a los organismos internacionales de las que nadie hace el menor caso.

 

Por poner ejemplos comparativos. Si seguimos a Marx, la idea es clara. Las propias contradicciones del sistema capitalista provocarán su caída. A partir de ese momento será el proletariado quien aproveche los medios de producción generados en beneficio común. ¿Qué hay que hacer?. Esperar. Una vez derrumbado el sistema ¿Quiénes deben tomar las riendas?. El proletariado. Método: Evolución, colapso y acción.

 

El aporte de Lenin consiste fundamentalmente en acortar los tiempos. Según este planteamiento, las propias contradicciones del capitalismo provocarán la situación adecuada para que unas elites políticas tomen el poder en nombre del proletariado y aprovechen los recursos generados por el sistema anterior en beneficio de los trabajadores. ¿Qué hay que hacer?. Actuar llegado el momento. ¿ Quienes deben hacerlo?. El partidoMétodo: Espera, Acción y Revolución.

 

Las teorías propuestas arriba, matizan a Marx. Según su planteamiento, el capitalismo no caerá por su peso, terminará antes con el mundo. Por otro lado no nos hablan de métodos revolucionarios, ni indican los supuestos actores de esa revolución, ante la imposibilidad de definir un colectivo lo suficientemente homogéneo para llevarlas a cabo. Esto nos pone en una disyuntiva de difícil solución. Es complicada la reforma sin llegar al poder y es complicado llegar al poder con un discurso basado en el decrecimiento y el reparto de recursos a nivel mundial.

 

 

Otra forma de concebirlo es la integración de estas teorías dentro de la lógica Marxista-Leninista. ¿Qué hay que hacer?. Actuar. ¿Quiénes deben de hacerlo?. El partido, en nombre de la humanidad. ¿Qué circunscripción tiene todo esto?. Nacional e internacional. Método: Acción y Revolución.

 

Desde estos puntos de vista, el debate de la izquierda durante los últimos 30 años ha quedado reducido, bien a una enumeración de propósitos, bien a un discurso que no es capaz de conectar con la base social supuestamente interesada en llevarlo a cabo. Es complicado convencer a sociedades opulentas para que hagan determinados viajes. 

 

De cómo plantee la izquierda las conclusiones de todo esto, va a depender que tengamos o no alternativas serias al actual sistema. La crisis tiene la palabra, porque las reuniones del G20 no van, ni mucho menos en este sentido. Cuando un sistema empieza a no satisfacer las necesidades de una parte de la población, quizá esa parte empiece a fijarse en otras propuestas. La línea de pensamiento puede ser esta u otras, pero hay que darle más vueltas para tener un ideario lo suficientemente práctico como para que sea factible y atractivo. Ese es el reto. 

 

 

Nota: Un ejercicio bastante eléctrico es el de contraponer las ideas de este post, con las de este otro que viene a contar como está montado a día de hoy el quiosco. Evidentemente es complicado que ambos escenarios se den a la vez. En la actualidad se da algo parecido al segundo, pero para ir transformándolo en el primero o en otro que no ponga en el centro del debate el decrecimiento o el desarrollo sostenible, solo puede hacerse mediante reformas progresivas o sustituyendo abruptamente uno por otro ( lo cual genera un conflicto abrupto). Hale, a leer y a pensar; y si al terminar no sufrís cefaleas y migrañas  es que no habéis pensado lo suficiente.

Nada. Que como del dicho al hecho hay un gran trecho y a veces todo un estrecho, vamos a lanzar algunas ideas para  De la Vega – que al menos la señora se agobia y eso ya es digno de respeto -. No son nada del otro mundo, pero a veces las soluciones parten de entender este mundo. En fin, ahí vamos.

 

ESPÍRITU DE TODO ESTO: BÚSQUEDA DE SOSTENIBILIDAD. Es más interesante poner bases a medio plazo que rebajar la cifra de paro del mes que viene. Es más interesante ayudar a la inversión y garantizar o implementar la protección social y los servicios que mantener gastos superfluos.

 

 

Industria:

 

 

 

Turismo ( 10,7% del PIB). Muy centrado en turismo de bajo poder adquisitivo o residencial. El sol y la Playa siguen siendo los mejores argumentos y la crisis y la competencia de otros países empiezan a hacer mella en el sector, garantizando el decrecimiento o el crecimiento plano. No es tanto una cuestión de crisis ( que también) como de madurez del modelo. Evidentemente la solución no pasa por renunciar a un modelo que garantiza unos ingresos y puestos de trabajo imprescindibles, pero hay que suplir la falta de crecimiento con otro tipo de turismo.

 

Se están haciendo cosas desde el turismo cultural, rural y deportivo, pero no queda otra que incidir en ese tema de manera más profunda. La idea va por empezar a promocionar paquetes desde lo local, pasando por lo provincial, regional, nacional, e incluso combinándolo con países vecinos . El sector turístico y hostelero español es uno de los más solventes del mundo. Lo normal es que se empiecen a regular y articular ellos solos, pero de no ser así, puede que el Estado tenga que echar una mano. De entrada va a ser difícil rentabilizar todo esto, pero es bueno ir poniendo bases sostenibles a futuro.

 

 Automóvil (6% del PIB) o mejor dicho. Industria maquiladora y comercial del automóvil ( que es más o menos lo que tenemos). ¿Es mejor que no tener nada?. Desde luego. Pero es peor que tener los centros de decisión en España. La realidad es que a día de hoy no hay una sola marca española en el mercado. El ministro transversal ya hizo en su día un plan de estímulo para la venta de coches. El resultado ha sido peor que en otros países. ¿Por qué?. Porque en otros países no se van 200.000 trabajadores al paro al mes y lo de tener curro, algunos lo tenemos en cuenta a la hora de cambiar de coche ( si seremos capullos). ¿Qué quiere decir esto?. Que el sector del automóvil es un indicador bastante fiel del consumo y el consumo se retrae porque no hay trabajo. Todo lo que sea estimular el sector y evitar que se cierren fábricas es correcto, pero yo no me rompería demasiado los cuernos en esto. ¿Queréis estimular la venta de automóviles en España?. Arreglad el resto de la ecuación. Lo de crear una marca nacional enfocada a fabricar vehículos especiales para sectores de población concretos ( minusválidos, coches especiales, vehículos de energías alternativas) es una idea – complicada de poner en práctica - que ahí queda y sobre la que creo que hubo alguna tentativa hace años.

 

Industria ( 16,4% del PIB. Incluye automóvil).Esto mola, porque la industria sigue siendo la parte sólida de un país. Ya hemos hablado del tema. Plan nacional de libre adhesión para las empresas, en torno a la exportación, creación de nuevas empresas, y el I+D, gestionado por sectores y con contrapartidas sociales a cambio. Estamos hablando de un sector clave y aquí no puede haber medias tintas. Hay que diversificar, e innovar en mercados en los que a día de hoy España no es significativa. Es más importante la SOSTENIBILIDAD QUE EL PRECIO. Aquí puede encajar lo de las renovables, pero es pobre, es necesario más, mucho más. 

 

Construcción ( 18% del PIB). Pasa algo parecido a lo del automóvil con dos salvedades. Es un derecho básico y ha habido mucha especulación en este campo. Lamentablemente ha tirado en exceso de la industria nacional y del consumo interno,  perjudicando la exportación y minusvalorando el I+D ( 1% del gasto actual, del cual, 1/3 es militar). Como motor ni va a repuntar en años, ni es bueno que lo haga en la medida de hace unos años. Para equilibrar la economía hay que buscar otros modelos. Como derecho básico hay una oportunidad con más de un millón de viviendas en el mercado devaluándose día a día. Planes de alquiler o venta de protección oficial a precios acordes con la reordenación que sufre el mercado. En lo referente a obra pública el plan del gobierno es correcto, pero es coyuntural y no sostenible en el tiempo. No es bueno abusar de este tipo de acciones. (más…)

No es demagogia, son datos y si los datos cuando molestan son demagogia, bendita demagogia. Se habla mucho de los funcionarios y de su número en nuestro país. Sobre este tema estamos preparando un post que publicaremos en algunos días. A este respecto es bueno comentar que me está costando trabajo reunir la información necesaria y eso, tratándose de cositas públicas, ya es un mal dato. ( De hecho es complicado saber el número de funcionarios de este país)

 

 El número de políticos y/o funcionarios ( ojo, no los meto en el mismo saco; son cosas muy distintas) nunca es elevado o escaso por si solo, sino que lo es en relación a algo; a la población, a los servicios prestados, a las necesidades del propio Estado. Lo mismo sucede con el gasto público, es mucho o poco en relación a lo obtenido. El fin de una política justa no es el de elevar los gastos públicos, sino el servicio al ciudadano y la presencia del Estado en algunos ámbitos. No es lo mismo y a veces se confunde. Se puede elevar el servicio con más gasto, con el mismo gasto o con menos gasto, eso depende de la gestión.

 

Al igual que en la empresa privada, en las instituciones públicas existen puestos directos e indirectos. Los primeros aportan valor al ciudadano. P.E un médico, un profesor, un celador. Los segundos son necesarios para que el profesor y el médico hagan su trabajo, pero no aportan valor directo. (el financiero, el encargado de compras, el burócrata, el propio de un hospital o el baranda de una oficina de correos). Evidentemente, de la labor de estas personas depende el correcto funcionamiento de muchas cosas y su incompetencia puede ser más dañina que la del propio médico. La teoría es clara a ese respecto. El número de trabajadores debe de ir en relación al volumen de trabajo, pero especialmente éste último tipo de puestos los deben ocupar los mejores y en el menor número posible.

 

Por definición los puestos políticos son puestos indirectos. El alcalde, el presidente de la comunidad, el concejal….En España hay más de 100.000 puestos políticos o administrativo-políticos creados que suponen uno por cada 400 habitantes. Entre ellos parece que hay de todo, gente que trabaja sin cobrar – al menos oficialmente – y otros que no deberían quejarse de sus emolumentos. El mayor desmadre está en los ayuntamientos. Dichos cargos no son estrictamente políticos, sino administrativos/políticos. El matiz es que no legislan, solo administran. Sea como fuere la capacidad de decisión sobre terrenos y urbanismo, parece haber sido un caramelo adicional para mucha gente. En comparación a este número, tenemos 119.660 médicos y unas 144.000 enfermeras en centros públicos de salud. En lo referente a la enseñanza, la pública cuenta con unos 160.000 profesores entre primaria y secundaria.  Por otro lado, una parte imposible de cuantificar, de los 3 millones de funcionarios ( y no solo los altos cargos) también realizan labores indirectas. ¿Cuántos gestorcillos tenemos en este país?

 

Conclusiones:

 

1)     En España hay casi el mismo número de políticos que de médicos en la sanidad pública

2)     Hay más de dos políticos por cada 3 enfermeras.

3)     Hay casi dos políticos por cada 3 profesores en total ( incluidas medias y primarias)

4)     Hay un político por cada 30 funcionarios, de los cuales menos de 4 son enfermeras, médicos o profesores.

 

 

De momento no es gran cosa, ¿Pero a que empieza a molar?   

…….Es la bola de cristal

Nueva sección.

Como hemos dicho más atrás iniciamos aquí una nueva sección. El objetivo es menos pretencioso de lo que parece y consiste en replantearnos algunos aspectos del Estado de Bienestar desde el análisis. La idea surge de este post un tanto guasón de Galli, pero que creo que tiene un trasfondo interesante. La sección intentará analizar todas las posibles reformas que se nos puedan ocurrir y todas las que pudierais proponer. ( vengan o no a cuento y afecten al Estado, a una fábrica de caramelos sugus o a las reglas del solitario )

Va a ser una sección farragosa e inexacta. Farragosa porque analizar y proponer siempre lo es e inexacta porque habrá muchas cosas que se nos escapen y que toquen ámbitos en los que no seamos expertos – o sea, que vamos a decir chorradas a cascoporro -. De todas formas, remover y mezclar ideas siempre es bueno. El escenario utópico del que partimos es el siguiente:

El país necesita transformaciones profundas y los participantes de este blog son los encargados de gobernar- digamos que estamos en una situación de tipo 2, de esas que analizamos hace mucho -. Si la cagamos en cada decisión, la sociedad la caga con nosotros y aunque se acierte, habrá resistencias de unos y de otros que hay que analizar. Así que Pepelu, churri. A partir de ahora, con tu permiso o sin el, vamos a gobernar y a reformar el país. Aunque solo sea desde lo teórico y las repercusiones no vayan mucho más allá de la coña, el sentido del humor y de este blog.

En resumen: Que si hundimos España, Europa e incluso el mundo y llueven ranas o el agua se convierte en ron añejo de 12 años, la culpa va a ser de Ricardo Galli. Apechuga, majo. Luego no digas que te llamas a aldanas.

Nota: en unas horas viene el post de hoy.

Enlaces Archivos
Entradas populares

Calendario

noviembre 2014
L M X J V S D
« oct    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Etiquetas


novela
Mandamientos Mileuristas
Videos Mileuristas