El espárrago chino es un claro ejemplo de que el efecto mariposa es real: hoy viendo el informativo autonómico me he enterado de que los agricultores de espárragos navarros están a punto de mandar a la mierda el cultivo del vegetal porque ya no es rentable. La razón es bien evidente para todo aquel paladar acostumbrado a esta hierba: las conserveras ya no están interesadas en un cultivo tan especializado y caro cuando pueden conseguir algo muy parecido y mucho más barato en la China. La verdad es que las verduras importadas de por ahí cada vez tienen un sabor más parecido al de aquí de toda la vida. Pero con todo y eso los nacionales, que cuestan 4 veces más, están más ricos.

No es de mi estilo echar mierda sobre el producto foráneo, pero lo que no entiendo es cómo se permite a cualquier estafador poner en la lata “Espárragos de Navarra” cuando el producto (nos enteramos después remirando mucho el envase) sólo ha sido enlatado en tal comunidad. De manera similar está pasando con los pimientos del Piquillo, los de Padrón…

El problema real que yo le veo a esto no es sólo que un montón de agricultores se vayan a la mierda porque su modus vivendi ya no les da para el vivendi. El problema es que cuando estudiábamos “sociales” en el colegio a la agricultura y ganadería se les denominaba “sector primario” y no por nada: son la base para que una economía pueda ser autosuficiente. Al principio los chinos sólo tenían el control sobre la fabricación de basura. Moda, cachivaches, zapatillas… sin todo eso se puede vivir perfectamente, te pones ropa más vieja y ya está. Después empezaron a fabricar bienes de alta tecnología que afectan directamente a la productividad de las empresas y de las personas. Si además dejamos que tomen el control de lo que comemos, entonces sí que sólo vendemos ladrillos mal puestos que nadie quiere comprar y sí que no tendremos ningún poder para rechazar nada de lo que nos impongan.

No son sólo los espárragos, son los ganaderos, la vid, el trigo… Esa gente que está a 50 Km y que nos ha dado de comer todo este tiempo… Pasan auténticos apuros presionados por la distribución y por las importaciones baratas. Si los perdemos, perdemos nuestra independencia y nos convertimos en esclavos. ¿Por qué el gobierno protege a Bisbal y no a un ganadero de Tudela? ¿Acaso Carrefour les paga más que sus conciudadanos?